jueves, 13 de julio de 2017

(Panamá) Extranjeros aumentan la informalidad

La informalidad en los últimos años ha aumentado de 463 mil a 583 mil 940 personas, impulsada principalmente por los movimientos migratorios de países como Colombia, Venezuela, Nicaragua, entre otros, lo que ha afectado la economía nacional, el salario y las oportunidades de empleo para los panameños.

El panorama trasciende incluso al sector formal, donde en 2016 se contaban 87 mil 736 trabajadores contratados bajo condiciones informales, pero a la fecha suman 323 mil 906, lo que representa el 17% de la población económicamente activa, según la economista Maribel Gordón.

El economista Augusto García considera que la creciente migración genera una mayor informalidad, un sector en el que, anteriormente, la mayoría eran panameños, pero hoy día se incorporan miles de extranjeros.

De enero a junio del presente año, ingresaron a suelo istmeño un millón 527 mil 306 extranjeros, según datos del Servicio Nacional de Migración (SNM).

En ese mismo periodo, la entidad aprobó 11 mil 157 residencias, una cantidad superior a los 8,615 permisos de trabajo otorgados por el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel) hasta mayo.

En enero, la entidad emitió 1,787 residencias, mientras que para febrero y marzo la cifra aumentó significativamente a 2,407 y 2,680, respectivamente.

Para abril, la cifra fue de 2,414 y en mayo aumentó a 2,869.

En tanto, el Mitradel aprobó 1,476 permisos de trabajo en enero, 1,260 en febrero y 1,132 en marzo.

Durante abril y mayo se incrementaron a 2,371 y 2,376, respectivamente.

Paralelo al incremento de extranjeros en el país, ha aumentado el empleo informal, según lo muestra el Instituto Nacional de Estadística y Censo (Inec).

La entidad detalla que en 2014, el 37.1% de la población económicamente activa tenía un empleo informal, pero en agosto de 2016 la cifra ascendió a 40.2%, lo que representa 583 mil 940 personas.

Gordón manifestó que para el sector empresarial del país es preferible contratar mano de obra extranjera, que en su mayoría no cuenta con un permiso de trabajo, porque es más económico, pues no se invierte en las prestaciones laborales de estas personas.

"Desde hace una década, la migración ha copado actividades que están referenciadas exclusivamente para los panameños, lo que genera un desplazamiento de las fuentes de ingresos de los panameños, que sienten una competencia desleal e ilegal", expresó la conocedora.

García explica que esta situación baja los salarios de los nacionales, lo que refleja una práctica desleal incluso hacia los empresarios que cumplen con las leyes del país.

Ante esta situación, se debe establecer un programa de desarrollo nacional sustentado en actividades productivas que generen condiciones más estables de trabajo, además hacer respetar las leyes que están siendo incumplidas con la complicidad de las autoridades, considera Gordón.

Además, se debe impulsar la inversión extranjera en aras de que se genere más empleo, algo que no está ocurriendo en este momento, ya que solo se entregan beneficios a inversionistas, pero el país no recibe nada a cambio.
Pérdidas de empleos

En los últimos dos años se han perdido unos 11 mil empleos, según informó René Quevedo, consultor en temas laborales, quien presentó ayer el Informe sobre la Evolución, Situación y Perspectiva del Empleo en Panamá.

El informe destaca que se necesitan más técnicos que profesionales, por lo que especialistas y profesionales pidieron a las universidades adaptarse a las tendencias.

Otro de los aspectos que se resaltó fue la necesidad de contar con mano de obra con mínimo 12 años de escolaridad.

Además, los expertos consideran necesario incentivar más a los jóvenes y que se debe apostar a la formación en competencias blandas.

De acuerdo con la Contraloría General de la República, la tasa de desempleo está en 5.6% y los contratos de trabajo, hasta el mes de mayo, bajaron un 4% para totalizar 180 mil 547.

De ese total, 47 mil 312 eran contratos definidos, que registraron un crecimiento de 1.1%, pero se desaceleraron en comparación con el mismo periodo del 2016, cuando reportaron 8.4%.

En cuanto a los contratos indefinidos y obras determinadas, el informe detalla que ambos bajaron un 16.8% (30 mil 897) y 7.6% (37 mil 489).

Las cifras muestran un mercado de trabajo totalmente precario, como lo denomina la Organización Internacional de Trabajo (OIT), asegura Gordón.

La particularidad en el mercado no es otorgar contratos indefinidos, sino definidos, algo que ocurre tanto en el sector privado como en el público, según señala la experta.

Datos

323 mil 906 trabajadores informales laboran en el sector formal, según la economista Maribel Jaén.

40.2% de la población ocupada se encuentra en la informalidad.

11,157 residencias aprobó el Servicio Nacional de Migración durante los primeros cinco meses del presente año.

FUENTE: Yessika Valdés - http://panamaamerica.com.pa