jueves, 17 de agosto de 2017

Cataluña aplaza la tramitación de la ley de referéndum sobre su independencia

El Parlamento de Cataluña aplazó la decisión de tramitar una propuesta de ley para convocar un referéndum sobre la independencia de esta región autónoma de España, que tanto el Gobierno nacional como el Tribunal Constitucional (TC) consideran ilegal.
La Mesa de la Cámara regional, encargada de organizar la actividad parlamentaria, no incluyó esta cuestión en el orden del día de hoy, cuando comienza un nuevo período de sesiones.

En declaraciones a la prensa, la presidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell, justificó que se haya pospuesto el inicio de la tramitación de la ley por su “complejidad”.

También, según dijo, por la situación de cinco miembros de la Mesa, incluida ella misma, querellados por la tramitación o aprobación de varias iniciativas independentistas, lo que relacionó con la judicialización política.

Aunque no se haya tratado hoy la tramitación legislativa, no quiere decir que “no se incluya otro día”, matizó Forcadell.

La propuesta legislativa para el referéndum fue presentada el 31 de julio pasado por los separatistas de Junts pel Sí (coalición de centroderecha y republicanos de izquierda) y la CUP (anticapitalistas), después de que el Gobierno regional anunciara que convocaría un referéndum el 1 de octubre próximo, aunque la Constitución Española no lo permite.

Previamente, el 27 de julio, el Parlamento catalán había modificado su propio reglamento, con el apoyo de los partidos independentistas, para acelerar la aprobación de leyes propias, como sería la del referéndum y otras orientadas a una independencia rápida.

No obstante, el TC suspendió cautelarmente y de manera temporal la reforma mientras se pronuncia sobre el fondo del asunto a petición del Gobierno nacional.

Los magistrados prohibieron expresamente a la presidenta del Parlamento catalán y los miembros de la Mesa la tramitación de proposiciones de ley por el procedimiento abreviado de “lectura única” (como establece la reforma impugnada), que permite un único debate en sesión plenaria si así lo acordase la Cámara.

También fueron advertidos de las eventuales responsabilidades, incluidas las penales, en las que pueden incurrir si desobedecen.

Precisamente hoy, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSCJ) notificó a Forcadell y al resto de la Mesa la suspensión del reglamento acordada por el Constitucional.

FUENTE: Con información de EFE - http://www.elpais.cr