jueves, 13 de septiembre de 2018

(España) Rivera usa a Montón para sacar a Sánchez su tesis y el presidente le afea el "lodazal"

Pedro Sánchez concluyó su réplica a Albert Rivera con patente disgusto y enfado. Su rifirrafe con el presidente de Ciudadanos había sido inesperadamente mucho más tenso que con el jefe del PP, Pablo Casado. En teoría, en la primera sesión de control al Ejecutivo en el Congreso de este curso, el dirigente naranja iba a atacar al Gobierno por Cataluña, pero al final le sacó la caída de Carmen Montón, apenas unas horas después de consumada, para atizarle al final por su tesis doctoral. Un tiro que el presidente encajó mal y al que respondió acusando a Rivera de hacer de la política "un lodazal".

El líder de Cs no perdió el tiempo este miércoles. En cuanto Ana Pastor le concedió la palabra, Rivera recordó que ayer martes por la noche dimitió Carmen Montón por "hacer trampas", por haber plagiado parte de su trabajo de fin de máster (TFM) en la Universidad Rey Juan Carlos, y por lo mismo cayó Cristina Cifuentes, igual que hay una "investigación en marcha" contra Pablo Casado por su posgrado en el mismo centro. Hay "dudas sobre lo que sucede en la universidad pública", "hay malestar, los estudiantes se lo curran", hacen "esfuerzos" para sacar sus estudios. "Y le digo, no puede ser que afiliarse al PP y al PSOE salga más a cuenta". La crítica tradicional al bipartidismo, eso era.

Fue entonces cuando el dirigente naranja reprochó a Sánchez que precisamente la única proposición de ley que ha vetado el nuevo Ejecutivo sea una presentada por su partido, la de transparencia universitaria, que obligaría a la publicación de los TFM, ahora en el epicentro de la polémica.

Sánchez entró al trapo enseñado por Rivera, y eso que inicialmente la pregunta registrada por Rivera versaba sobre Cataluña, tema que no mencionó. "Cuando apoyaba al anterior Gobierno, bien que vetaba las leyes sociales en el Parlamento. Ahora en cambio parece que es usted bastante escrupuloso". Después el presidente recordó que gobierna "con el Parlamento y no contra el Parlamento", que es lo que "hacía" el Ejecutivo que Cs apoyaba. La propuesta naranja, siguió no se vetó por cuestiones "políticas y económicas", sino por la "incapacidad profesional y jurídico-técnica" de su grupo, puesto que no había indicado la fecha de entrada en vigor de su iniciativa.

El recuerdo de la moción de censura
La pregunta de Rivera sirvió a Sánchez para referirse por primera vez a la dimisión de Montón. "Llevo 102 días en el Gobierno y es evidente que cuando uno ocupa estas responsabilidades tiene sensaciones agridulces. Para mí ayer fue un día en lo personal complicado, difícil. He perdido a una amiga como ministra que estaba haciendo una extraordinaria labor como ministra de Sanidad". Fue su forma de despedirse de ella. Pero también una suerte de reivindicación de su gestión de la crisis. "Nosotros asumimos nuestras responsabilidades políticas. La señora Montón eligió el camino de la ejemplaridad y asumió las responsabilidades políticas que a otros", en referencia a Pablo Casado, "les cuesta emprender". "Quédese con ese argumento, porque asumir responsabilidades políticas también es votar a favor del cambio político y no perpetuar al PP en el Gobierno". Volvía a reprochar así a Rivera que hubiera apoyado a Mariano Rajoy en la moción de censura que finalmente triunfó y le llevó a La Moncloa.

Rivera tenía guardada su bala para su réplica. Sin preámbulos, se lanzó sobre Sánchez. "Hay dudas razonables sobre la publicación de su tesis doctoral, porque es de las pocas personas que hacen una tesis doctoral y la ocultan, y si eso coincide con el veto a una ley [la de Cs] que obliga a publicarla", entonces, para "disipar cualquier duda", siguió, "haga pública su tesis". Si ha habido un caso Cifuentes, un caso Montón, argumentó, no puede haber "un caso presidente del Gobierno".

El jefe del Ejecutivo, airado, subrayó que su tesis que le otorgó el título de doctor en Economía está "publicada conforme a la legislación", colgada en Teseo, la base de datos de este tipo de posgrados. "Sí está, usted dirá que no, pero sí está", insistió, rebatiendo a Rivera, que cabeceaba desde su escaño. "Usted no se prepara las preguntas", le atizó. "Pero en todo caso, usted ha convertido su pregunta parlamentaria en un lodazal y en una...". No hubo forma de escucharle, porque el tiempo se le había agotado y el micro se le apagó. La tesis de Sánchez, 'Innovaciones de la diplomacia económica española. Análisis del sector público (2000-2012)', se leyó en noviembre de 2012 y solo se puede consultar en la biblioteca de la Universidad Camilo José Cela, en la que está doctorado. No se pueden hacer copias del ejemplar, ni fotografiar, ni está accesible a través de la web. El repositorio Teseo solo da cuenta de la existencia de ese trabajo e incluye un pequeño 'abstract' (resumen).

El Gobierno, a través de su vicepresidenta, Carmen Calvo, trasladó por carta una queja formal ante la presidenta del Congreso, Ana Pastor, por la forma en la que condujo el careo entre Sánchez y Rivera. La jefa de la Cámara llamó la atención al líder de Cs por no referirse al tenor literal de la pregunta que había registrado, y que giraba en torno al desafío soberanista en Cataluña.

Pastor recordó al presidente que tiene derecho a contestar solo por lo que se le había inquirido originariamente, pero según fuentes del PSOE lo hizo de forma confusa, dando más bien la impresión de que quería amonestarle a él y no a Rivera y encima citando un artículo equivocado del reglamento (mentó el 80, cuando en realidad es el 188). No obstante, Sánchez prefirió adaptarse a las palabras del líder de Cs y contestar a lo que le preguntó desde su escaño, y fue entonces cuando por primera vez expresó cómo había encajado la caída de su ministra.

La interpelación de Rivera desplazó el debate de nuevo hacia los socialistas, al sacar a colación la tesis doctoral del presidente, una cuestión que aflora intermitentemente. En el PSOE interpretan que el líder de Cs actuó así porque realmente quería quitar el foco sobre Casado y actuar de "muleta" del PP, en palabras de Adriana Lastra, número dos del partido y portavoz de su formación en el Congreso.

El Estado pider personarse contra la Comunidad de Madrid por la venta a fondos buitre de 5.000 pisos de alquiler social
Fue la respuesta a la pregunta de Pablo Iglesias. El presidente le anunció que la Abogacía General del Estado ha pedido personarse en el proceso penal que investiga la venta de viviendas públicas de la Comunidad de Madrid a un fondo de inversión en 2013. Aquella venta, que fue declarada nula por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 29 de Madrid, es investigada por el Juzgado de Instrucción número 48 de la capital a raíz de una denuncia de la Fiscalía, que entiende que aquella operación inmobiliaria presenta irregularidades que podrían constituir un delito de prevaricación y malversación.

Es decir, que el Gobierno ha solicitado personarse en esa venta a fondos buitre de 5.000 viviendas de alquiler social hecha por gobiernos del PP en la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid.

"No nos va a temblar la mano para que las administraciones que están detrás de este intolerable abuso, que ha afectado a tantas personas humildes, sin recursos, asuman sus responsabilidades políticas y económicas", explicó Pedro Sánchez en el Congreso.

El presidente respondía así a Pablo Iglesias, que hizo hincapié en que los "datos alarmantes" en los precios del alquiler exigen una intervención. Según el líder de Podemos, en el último lustro el precio medio en España ha aumentado un 19%, especialmente por las subidas de precios "preocupantes" de las grandes ciudades, de un 38% en Madrid y del 48% en Barcelona.

FUENTE: Con información de JUANMA ROMERO - https://www.elconfidencial.com ->> Ir
 

LO + Leído...