jueves, 4 de abril de 2019

(EE.UU.) Dominicano se declara culpable de intentar transportar cocaína a través de Venezuela

El agente especial a cargo de la División de Nueva Inglaterra de la DEA, Brian D. Boyle, y el Fiscal Federal para el Distrito de Connecticut, John H. Durham, anunciaron que Arrinson De La Cruz, de 39 años, ciudadano de la República Dominicana, se declaró culpable. ante la jueza federal de distrito Janet C. Hall en New Haven por cargos relacionados con drogas y con su papel en la importación a gran escala de cocaína a los Estados Unidos.

Según los documentos judiciales y las declaraciones hechas ante el tribunal, en 2016, De La Cruz, que residía en Wolcott, Connecticut, con una visa de turista, conspiró con otros para transportar aproximadamente 1600 kilogramos de cocaína desde Sudamérica a los Estados Unidos. El 6 de agosto de 2016, un avión privado, registrado en los Estados Unidos, voló desde la República Dominicana a Venezuela, donde se cargaría la cocaína en el avión. Desde allí, el avión debía volar a Honduras, donde la cocaína se cargaría en camiones para el transporte de México a los Estados Unidos. De La Cruz había trabajado en un aeropuerto en la República Dominicana y ayudó a coordinar los viajes del jet a través del aeropuerto sin interrupciones. Un plan de vuelo falso presentado a las autoridades dominicanas informó que el avión viajaba a Brasil. En última instancia, el avión se estrelló en Venezuela, la tripulación evadió la captura por parte de las autoridades venezolanas y la cocaína se desvió a Colombia. Después del colapso del plan de importación de cocaína, De La Cruz intentó coordinar envíos adicionales de drogas a los Estados Unidos, y también contactó a otros en los alrededores de Connecticut para vender heroína, cocaína y 2C-B, una droga psicodélica sintética.

El 18 de septiembre de 2016, De La Cruz fue arrestado en Milford, Connecticut, luego de un registro de un automóvil en el que viajaba reveló 2C-B que De La Cruz tenía la intención de distribuir en Massachusetts. En noviembre de 2016 y diciembre de 2017, mientras estaba en libertad bajo fianza, De La Cruz continuó conspirando para distribuir cocaína. Ha estado detenido desde su arresto el 20 de diciembre de 2017.

De La Cruz se declaró culpable de un cargo de conspiración para poseer con la intención de distribuir, a bordo de una aeronave matriculada en los Estados Unidos, cinco kilogramos o más de cocaína, un delito que conlleva un plazo mínimo obligatorio de prisión de 10 años y una máximoa pena de cadena perpetua; un cargo de posesión con la intención de distribuir 2C-B, un delito que conlleva una pena máxima de prisión de 20 años; y un cargo de conspiración para poseer con la intención de distribuir 500 gramos o más de cocaína, un delito que conlleva un período mínimo obligatorio de prisión de cinco años y un período máximo de prisión de 40 años.

El juez Hall programó la sentencia para el 25 de junio de 2019.

Esta investigación está siendo realizada por la Fuerza de Tareas de New Haven de la Administración de Control de Drogas y el Departamento de Policía de Wolcott. La Fuerza de Tarea de la DEA en New Haven incluye participantes del Servicio de Alguaciles de los Estados Unidos, Servicio de Impuestos Internos - División de Investigación Criminal, y los Departamentos de Policía de New Haven, Hamden, West Haven, North Haven, Branford, Ansonia, Meriden, Derby, Middletown, Naugatuck y Waterbury .

FUENTE: Agencias
 

LO + Leído...