viernes, 31 de mayo de 2019

Así es el 'avión de Juicio Final' de EE.UU. por dentro

Los Boeing E-4B Nightwatch tienen unas características únicas que no pueden compararse con las de ningún otro avión de la Fuerza Aérea estadounidense. Se trata de aeronaves que van equipadas para servir como centros de mando completos para el secretario de Defensa de EE.UU. y altos funcionarios, incluidos los jefes del Estado Mayor Conjunto, en caso de declararse una guerra nuclear o emergencia nacional.

En tiempos de paz, estos aparatos se utilizan para desplazamientos de los funcionarios superiores del Departamento de Defensa norteamericano.


Desarrollado a partir del avión de pasajeros Boeing 747, la aeronave cuenta con 18 literas, seis baños, cocina, sala de reuniones y todo lo necesario para acoger a la cúpula militar y política del país en caso de conflicto nuclear y de destrucción de infraestructuras y comunicaciones en tierra.

"El avión es básicamente un centro de mando volador", contó un portavoz del Pentágono a la cadena estadounidense CNBC al describir cómo son estas aeronaves por dentro.

Los E-4B Nightwatch están equipados con cuatro potentes motores y son capaces de soportar las consecuencias inmediatas de una explosión nuclear. "Es como un Pentágono de apoyo", en palabras un miembro de su tripulación citado por CNBC.

El vocero agregó que el secretario de Defensa, que suele viajar en este tipo de aeronave, tiene acceso desde ella a todo tipo de sistemas de comunicación, tanto clasificados como no clasificados. "Por lo tanto, siempre está al tanto de lo que pasa", explicó.

Actualmente, la Fuerza Aérea estadounidense dispone en su flota de cuatro de estos aviones únicos; la mayoría de sus capacidades son clasificadas. Adscritos a la base aérea de Offutt, en Nebraska, han estado operativos desde la década de 1980.

Peculiaridades técnicas
La visible 'joroba' en la parte superior del avión se denomina "cúpula de rayos" y alberga una sesentena de antenas de diferentes tipos. Este compartimiento es un elemento clave del E-4B, ya que brinda a los que están a bordo la capacidad de ponerse en contacto con buques de guerra, submarinos, aviones y líneas terrestres en cualquier parte del mundo.

Además, gracias al reabastecimiento de combustible en vuelo y a sus enormes tanques de combustible, la aeronave puede permanecer en el aire durante varios días. El avión consta de tres cubiertas y puede albergar a una tripulación de hasta 112 personas.

Pese a que se podría creer lo contrario, el avión utiliza equipos analógicos. Con algunas excepciones, la electrónica del aparato y sus instrumentos de vuelo también están anticuados.

"Este avión no tiene pantallas táctiles digitales en la cabina o en otro lugar", explicó otro miembro de la tripulación. "Las condiciones en las que este avión está destinado a volar requieren un [sistema de control] analógico, ya que la tecnología digital dejaría de funcionar durante una guerra nuclear", agregó. Esta tecnología analógica hace al E-4B más resistente al pulso electromagnético que sigue a una explosión atómica.

FUENTE: Actualidad RT
 

LO + Leído...