viernes, 5 de julio de 2019

(Panamá) Samuel Lewis y Juan Carlos Navarro desisten de declarar en caso Ricardo Martinelli

Luego de que se develó que el autor de todos los correos que fueron entregados en la fiscalía como prueba para acusar a Ricardo Martinelli Berrocal en el expediente de los supuestos pinchazos fue Rolando López, exjefe del Consejo de Seguridad Nacional, muchos testigos en este caso han tomado la decisión de no comparecer al juicio, muchos de ellos en calidad de supuestas víctimas.

Testigos como Juan Carlos Navarro y Samuel Lewis Navarro le han comunicado a la fiscalía que han tomado la decisión de no asistir a dar declaraciones en este juicio oral que se le sigue al exdiputado del Parlacen.

Para el abogado Roniel Ortiz esta decisión tomada por estas personas obedecería a que las mismas no quieren verse expuestas en un proceso que fue armado de forma ilegal, y que el proceso no está saliendo como se lo pintaron desde un principio.

Se pudo conocer extraoficialmente que Avidel Villarreal, exjefe de campaña de Juan Carlos Navarro para las elecciones de 2014, sería otro de los testigos que no estaría asistiendo al juicio.

Desvincula a Martinelli
Carlos Jaén, colaborador de la empresa Cable and Wireless, quien rindió declaración en el juicio oral por los supuestos pinchazos telefónicos, no vinculó a Ricardo Martinelli con la empresa Megan Investment International S.A.

Esta empresa fue la que contrató la dirección de IP que funcionó en el edificio Oceanía, Torre 3,000, piso 6, en la cual el Ministerio Público (MP) ha señalado que los equipos Pegasus con los cuales se hacían los supuestos pinchazos mostraron señal de funcionamiento por última vez.

Jaén al ser interrogado por el abogado Alfredo Vallarino fue claro al indicar que los propietarios de la empresa que contrató esa dirección de IP, no era ni Ricardo Martinelli ni ningún familiar suyo, empleado, dependiente o algún colaborador cercano a él.

A pregunta del abogado Alfredo Vallarino sobre si en la información de la empresa que contrató esta dirección de IP aparecía el nombre del exmandatario, este indicó que no.

Con esto, se cae la teoría de que el Ministerio Público (MP) ha querido tratar de vender de que la empresa que contrató esta dirección de IP tenía algún tipo de relación con el exdiputado del Parlamento Centroamericano (Parlacen).

La empresa que usaba esta dirección de IP la utilizó hasta 14 días después de las elecciones del año 2014, lo que destruye la posición de la fiscalía de que la misma se había instalado después de esas elecciones, manifestó el abogado Carlos Carrillo Gomila.

Otras de las revelaciones hechas por Jaén es que la empresa Cable and Wireless no puede corroborar qué tipo de equipos fueron conectados en esa dirección de IP, ubicada en el edificio Oceanía.

Además del testigo antes mencionado, comparecieron a brindar declaración jurada a pedido de la fiscalía el abogado Rosendo Rivera, el exministro Reynaldo Rivera y el exrepresentante de Ancón, Joaquín Vásquez, ninguno de los cuales ha podido vincular a Ricardo Martinelli con el delito que se investiga.

El abogado Rosendo Rivera, quien fue defensor del expresidente, forma parte de esta investigación por un correo y un mensaje de Whatsapp que intercambió con Gabriel Carreira, en el cual le informaba que tenía la sospecha de que sus comunicaciones estaban siendo intervenidas.

Sin embargo, al ser cuestionado sobre quién había sido la persona que realizó esta intervención en su correo y su cuenta de Whatsapp, el jurista no pudo señalar que el expresidente haya ordenado o realizado esta intervención a sus comunicaciones.

El jurista indicó que en el año 2015 sí hizo declaraciones en contra del expresidente Ricardo Martinelli y que el Ministerio Público no hizo ningún tipo de inspección para verificar que el mismo correo que aparecía en ese expediente estaba en sus comunicaciones personales.

Además, que durante esa diligencia en la cual él compareció a la fiscalía no hubo presencia de los abogados del exmandatario.

Hay que señalar que Rosendo Rivera solicitó un resarcimiento económico de 955 mil dólares.

Otro de los testigos que declaró fue Reynaldo Rivera, quien fue llamado porque su nombre estaba dentro de un correo que le fue mostrado en la fiscalía en el 2015, el cual tenía como remitente la cuenta bradpty.507@gmail.com

Igualmente, el exministro de Trabajo no pudo vincular al exgobernante como el autor de ese correo.

El tercer testigo fue el exrepresentante de Ancón, Joaquín Vásquez, el cual no sabe quién intervino sus comunicaciones y, además, confesó públicamente haber sido un duro opositor al gobierno del entonces presidente de la República, Ricardo Martinelli.

FUENTE: Con información de Luis Miguel Avila - Panamá América
 

LO + Leído...