martes, 13 de agosto de 2019

Investigadores buscan resolver el misterio de la muerte de Amelia Earhart

Es una frase bastante manida y repetida esa de que sabemos más del espacio que de nuestros propios mares. Obviamente es algo relativo, como todo este tipo de dichos, pero por más años que pasen, las grandes masas de agua que nos rodean nos siguen dejando historias que ayudan a apoyar esta afirmación. Misterios por resolver como el de Amelia Earhart, la famosa aviadora estadounidense que consiguió cruzar por primera vez el Atlántico en solitario y que desapareció mientras intentaba dar la vuelta al mundo en 1937, hundiéndose, supuestamente, en pleno océano Pacífico, a dos etapas de terminar su aventura.

La desaparición de Earhart se convirtió pronto en uno de los grandes misterios del siglo XX. Sus hazañas y ese final tan trágico acabaron por convertirla en una leyenda y generaron todo tipo de historias sobre su final. Su pista se perdió en el gigantesco océano Pacífico, cerca de la isla Howland, pero ahora un grupo de investigadores intentará dar con ella en una aventura digna de las mejores novelas, que promete ser una de las misiones de exploración más llamativas de los últimos años y en la cual la tecnología tiene un papel clave.


Robert Ballard, un oceanógrafo y arqueólogo submarino que se ha convertido en icono de la exploración será la persona detrás de la expedición (financiada por la National Geographic Society que convertirá el viaje en un documental en octubre de 2019) y lo hará después de ya haber completado con éxito otras misiones tan sonadas como el descubrimiento del Titanic en 1985 o del acorazado Bismarck en 1989. Todo apunta a que este será uno de sus proyectos más complejos (al final el espacio donde se cree que cayó es gigantesco y no hay apenas pruebas de lo ocurrido) pero para dar con el Lockheed Electra 10E de la aviadora, Ballard contará con diferentes ayudas.

La primera de ellas son unas fotos que aparecen hoy en el periódico The New York Times y que estaban en posesión de The International Group for Historic Aircraft Recovery, una organización encargada de la recuperación de aviones perdidos en los océanos y que ayudará a Ballard en la aventura. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de G.CID - El Confidencial
 

LO + Leído...