viernes, 20 de diciembre de 2019

(EE.UU.) Un bebé recién nacido fue secuestrado de un hospital de Chicago y 55 años después lo localizan

Un bebé que fue secuestrado en un hospital de Chicago (Illinois, EE.UU.) ha sido localizado más de cinco décadas después viviendo en otro estado, informan medios locales.
Paul Joseph Fronczack desapareció el 26 de abril de 1964, un día después de su nacimiento, cuando una mujer vestida de enfermera tomó al niño de la habitación de su madre con la excusa de que necesitaba la revisión de un médico, pero nunca regresó.

Cientos de policías y agentes del FBI buscaron intensamente al recién nacido, hasta que en 1966 cerraron el caso cuando hallaron a un menor de dos años abandonado en un centro comercial de Nueva Jersey que reunía las características de Paul, por lo que los padres lo criaron como suyo.

A sus 10 años, el niño que creció como el hijo de los Fronczack descubrió recortes de periódico con la historia del rapto, que le despertaron ciertas sospechas sobre su origen biológico, ya que además su apariencia física distaba de la de sus padres.

Fue solo en el 2012 cuando decidió someterse a un examen de ADN, que le reveló que no era hijo de la familia que lo había criado.

Reapertura del caso
Estos resultados hicieron que el FBI reabriera el caso un año después. Por su parte, el hombre que creció como Paul y periodistas de investigación comenzaron una intensa búsqueda para dar con el verdadero paradero del niño secuestrado.

Finalmente una genealogista que ayudó en la pesquisa, CeCe Moore, confirmó el pasado 14 de diciembre que el hijo de los Fronczack había sido localizado. De acuerdo a los reportes, se trata de un residente de 55 años de una zona rural de Michigan bajo otro nombre.

El hombre, que se encuentra delicado de salud, ha sido informado sobre la evidencia que apunta hacia sus orígenes, pero ha preferido proteger su identidad. "Tengo muchos cabos sueltos para atar". Tampoco ha especificado si planea reunirse con su madre biológica, que todavía vive en los suburbios de Chicago.

Por su parte el FBI ha decidido mantener el caso en reserva. "Nuestra investigación sobre este asunto continúa mientras seguimos buscando todas las pistas. Pedimos privacidad para las víctimas mientras continuamos investigando los hechos que rodean este caso", recoge un comunicado difundido a los medios.

FUENTE: Con información de Actualidad RT
 

LO + Leído...