martes, 17 de diciembre de 2019

(España) Agresión telefónica racista y machista a una trabajadora de Goiko

Una trabajadora de las hamburgueserías Goiko responde una llamada de un cliente que quiere poner una reclamación por una consumición realizada en otro local. Mientras la empleada intenta explicarle su equivocación y darle una solución a sus quejas, el hombre comienza a gritar una retahíla de insultos y amenazas racistas y machistas. "Me cago en tu puta cara. Eres una puta sudaca de mierda. Tu país está en la mierda", le espeta el agresor al otro lado del teléfono, según queda registrado en una grabación difundida a través de la cuenta de Facebook 'Soy Camarero'.

Los hechos ocurrieron el pasado jueves en el restaurante de Goiko ubicado en la calle María de Molina de Madrid, según ha confirmado el departamento de comunicación de la empresa a eldiario.es. La empleada de la agresión realizaba su turno como "guía de experiencia" en la hamburguesería, cuando recibió una llamada de un cliente que aseguraba, en tono muy nervioso y agresivo, haber comido "carne podrida" en uno de los locales. La compañía ha añadido que esta mujer no ha sido "la única víctima" de los hechos.

"Eres una puta sudaca de mierda, hija de puta", le dice el agresor una y otra vez. "Me cago en tu raza y en tu país de mierda que estáis pasando hambre", insiste el cliente. El hombre, que asume sin datos que su interlocutora procede de Venezuela por su acento, empieza a criticar el país latioamericano. "Que tu país es una puta mierda, Venezuela, hija de puta", grita el cliente, quien amenaza a la trabajadora en varias ocasiones: "Te voy a pillar y te voy follar la cara, hija de puta". Por el momento se desconoce la nacionalidad de la víctima.

"Vale, caballero", contesta la empleada, quien le pregunta en varias ocasiones, entre insulto e insulto, si la reclamación que quiere tramitar se debe a una consumición realizada en el restaurante al que está llamando. Finalmente, el agresor reconoce que no, pues ha comido en otro local, el de San Sebastián de los Reyes, pero llama a este porque no le respondían al teléfono. Entonces, mientras los gritos no cesan, la trabajadora de Goiko le informa de que debe llamar a la 'Central de Apoyo' de la empresa para poder formalizar su queja.

"Me da igual jodida puta, dame el dinero de vuelta", le responde sin escuchar a su interlocutora. "No me digas vale, puta, que te voy a romper la cara, te voy a dejar sin dientes, puta", la amenaza de nuevo. "No me digas 'vale', que voy a ir y te voy a reventar los cristales".

La trabajadora mantiene la calma en todo momento y, antes de colgar, le vuelve a repetir los pasos que debe seguir para reclamar en el lugar indicado: "Diríjase a la central de apoyo, ¿vale?". El cliente mantiene sus respuestas racistas: "¿Qué dices, puta? No te entiendo. No hablas mi idioma, hija de puta. Pásame con alguien que hable castellano". ->>Vea más...

FUENTE: Con información de Gabriela Sánchez - eldiario.es
 

LO + Leído...