domingo, 1 de diciembre de 2019

(España) "Taponar tubos, bombetas antibuceadores...": manual para el abordaje de narcosubmarinos

Los narcosubmarinos plantean un nuevo reto en la lucha contra el tráfico de drogas. El pasado domingo se capturó un semi-sumergible con cuatro toneladas de cocaína en Pontevedra, el primero incautado en Europa, pero desde la Policía Nacional apuntan a que hace años que este tipo de naves llegan a España. El comisario de la Brigada de Estupefacientes, Antonio Martínez Duarte, se muestra tajante: "Nuestros equipos de asalto podrían intervenir uno porque no se sumergen, no se pueden hundir, pero no se ha dado el caso. Llegará el momento en el que tengamos que hacer un abordaje en alta mar y ahí veremos si somos capaces o no". Para saber de qué depende el éxito de una operación de estas características, El Confidencial ha entrevistado al comandante de la Flotilla de Submarinos de la Armada, Ernesto Zarco Gil.

Paso uno: detectar el narcosubmarino
Un narcosubmarino no es un submarino. "Todo el mundo le llama submarino... Yo no lo tengo nada claro. No tengo todos los datos y no he ido a verlo, pero por las fotografías que he visto y la información que me han dado, no me parece que sea un submarino ni muchísimo menos. La impresión que tengo es que es un barco de superficie con un francobordo muy pequeñito, que es lo que va por encima del agua en un barco. Así da una superficie pequeña al rádar y es muy difícil detectarlo".

Cómo detectar estas naves. "Los medios que se utilizan normalmente en las fuerzas armadas son los aviones de patrulla marítima, que tienen un radio de actuación muy grande y mucha permanencia en el aire. Para nosotros, los submarinistas, quizá sea el enemigo más peligroso. Ese es el mejor medio para la detección de un artefacto que asoma poquito por encima del agua y está precisamente preparados para detectar objetos muy pequeños. Luego, por supuesto, si hay un barco de superficie que está en las inmediaciones, pues ya hablamos de horizonte radar: ahora los barcos de guerra pueden detectar objetos muy pequeñitos, pero está más limitado por el alcance, que depende de la altura a la que esté montado. Es como subir una montaña, que puedes observar mucho más lejos. En un barco, estamos hablando aproximadamente de un radar de 25 o 30 millas. Pero si es muy pequeño el objeto, como es el caso, incluso mucho menos: unas diez millas o una cosa así. No es fácil detectarlo".

La tecnología de los aviones. "Tienen capacidad de visión nocturna, infrarrojos... Son capaces de detectar fuentes de calor. En esta caso, este submarino, si ves las fotografías, se ve perfectamente que ese tubo de escape está en superficie, entonces ese tubo está muy caliente. También con amplificadores de luz se puede detectar tanto de noche como de día: aprovechan la mínima luz que haya para amplificar lo que es la visión. Cuando es una noche muy cerrada o está muy cubierta, no son tan eficaces, pero en cuanto hay luz de las estrellas o de la luna, aunque sea menguante o creciente, con esos aparatos es casi como si uno estuviera de día".

El ruido que produce la nave. "La parte que está debajo del agua se puede detectar por el ruido que haga el motor que lleva ese artefacto, pero es un poco más complicado porque requeriría a lo mejor otro submarino, que son los más dotados para eso, o un barco de superficie, un barco de guerra, que tenga un sonar remolcado y tenga capacidad de detectar en pasivo los ruidos producidos por motores diesel. Debajo del agua la clave está en el ruido. En este caso, como es casi artesanal, debe ser muy ruidoso, con lo que sería otra forma de detectarlo". ->>Vea más...

FUENTE: Con información de PABLO GABILONDO - El Confidencial
 

LO + Leído...