viernes, 6 de diciembre de 2019

(Panamá) Aseguran que fiscales que se prestaron para pisotear la ley deben irse junto a la procuradora Kenia Porcell

Las bochornosas filtraciones de los Varelaleaks, con cientos de chats entre el presidente de la República y la jefa del Ministerio Público (MP), Kenia Porcell, forzaron que esta última presentara su renuncia ante la ausencia de moral para seguir en el cargo, no obstante, analistas políticos y juristas consideran que no solo la cabeza de esta institución debe irse, sino, junto a ella, su cúpula de fiscales.

Y es que dentro del engranaje de fiscales anticorrupción y fiscales del crimen organizado, Kenia Porcell colocó a fichas de su confianza, quienes incurrieron, de manera reiterativa, en acciones al margen de la ley: por un lado, encubrimiento a allegados de Varela, y, por el otro, persecución y hostigamiento judicial a exfuncionarios de la gestión del expresidente Ricardo Martinelli.

Fiscales como Ricaurte González, Aurelio Vásquez, Tania Sterling, Zuleyka Moore, Ruth Morcillo, Fátima Sánchez, Vielka Broce, entre otros funcionarios fieles a Porcell, son cuestionados.

Y esta conducta fue denunciada por una amplia y variada muestra de abogados independientes. Al referirse a la selectividad mostrada con el escándalo Odebrecht, en su momento Rosendo Rivera afirmó: "Cuando una institución como el Ministerio Público carece de credibilidad, como efectivamente carecen estas fiscales, al momento de dar sus declaraciones, nadie les cree".

Pero las críticas caían en oídos sordos, y en pleno auge del gobierno de Juan Carlos Varela, el vocero del Frente Anticorrupción, Enrique Montenegro, fue uno de los más críticos de las conductas encubridoras de las fiscales del MP, a favor del círculo cero de políticos y de empresarios allegados a Juan Carlos Varela.

"Nos parece muy extraña la conducta de los fiscales de no ahondar en casos de funcionarios de la gestión Varela, sin ni siquiera llamarlos a declarar. Vemos parcialidad total frente a las investigaciones del caso", reclamaba.

Pero fue en su rol perseguidor donde los fiscales anticorrupción y del crimen organizado de Kenia Porcell mostraron más su faceta servil al poder de turno.

Los Varelaleaks desnudan todo lo sucedido en el MP

Y aunque juristas del equipo legal del expresidente Ricardo Martinelli, así como abogados defensores de miembros del partido Cambio Democrático (CD), quienes sufrieron en carne propia el acoso judicial, denunciaron estas conductas de los fiscales, es hasta ahora que los denominados Varelaleaks han puesto de manifiesto el grado de entrega a la persecución política por parte de los fiscales.

"Ahora hay constancias en los Varelaleaks de que todos estos fiscales estuvieron persiguiendo a personas, simplemente para complacer al Ejecutivo, violando la Constitución y la ley, y esa no es su función", dijo ayer el abogado Roniel Ortiz.

En las filtraciones del sitio web Varelaleaks.com, por ejemplo, se descubre cómo el entonces director de la Policía entraba en complot con varias fiscales del MP para técnicamente "secuestrar" al presidente de NEXtv, Riccardo Francolini, hasta poder inventarle algún caso.

Se demuestra también cómo la procuradora Porcell encomienda a los fiscales Aurelio Vásquez y Ricaurte González viajar a Washington, Estados Unidos, para reunirse con el denominado "testigo protegido" del caso pinchazos; y cómo mantenía al tanto al presidente Varela.

Se descubren varios casos de tráficos de influencia con altos funcionarios del MP o allegados a Porcell.

Tal es el caso de la eliminación de una multa de la DGI al subsecretario del Ministerio Público, David Díaz, a solicitud de la propia procuradora Kenia Porcell.

O la designación del abogado litigante, Samuel Quintero, para que fuese el abogado de Odebrecht, y así poder cobrar un "jugoso premio" que se estaba dando allí por los acuerdos estos que se hicieron.

A tal nivel llegó el tráfico, que Porcell le recomendó a Varela como candidato a magistrado de la Corte Suprema de Justicia a Samuel Quintero. "Pero después ella misma tuvo vergüenza y pidió que lo retirara", relata el abogado Roniel Ortiz, al consultar las filtraciones del sitio web anónimo Varelaleaks.com

De igual forma, Juan Carlos Varela y Kenia Porcell comentan, en las filtraciones hechas públicas, sobre la posibilidad de designar a la fiscal Zuleyka Moore para magistrada de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

En este caso, Moore sí llegó a la designación formal por parte del Ejecutivo para el cargo, pero tal fue el rechazo popular que se dio, que en el primer filtro de la Comisión de Credenciales de la Asamblea Nacional (AN) se recibió un rotundo rechazo.

Otro caso de tráfico de influencias revelado en los Varelaleaks es el que vincula al fiscal Ricaurte González, a quien el presidente Varela le aprueba una cantidad importante de dinero para un tratamiento médico de su padre.

"Yo no me opongo a que si una persona está enferma se le pague el tratamiento. Pero por lo menos este fiscal debió haber tenido la dignidad de retirarse de los casos que impulsaba Varela", opina Roniel Ortiz.

Por su parte, el abogado Alejandro Pérez agrega que "se dieron múltiples casos de conflicto de intereses", lo que hace necesario que para adecentar al Ministerio Público "es necesario que junto a Kenia Porcell se vayan también los fiscales de su cúpula perseguidora".

FUENTE: Con información de Actualidad RT
 

LO + Leído...