miércoles, 4 de diciembre de 2019

(Panamá) Polillas y bacterias, los enemigos de Lauretino Cortizo en la presidencia

El presidente de la República, Laurentino Cortizo, reaccionó a los cuestionamientos en su contra tra hacerse público el gasto de 2.1 millones de dólares para remodelar el despacho presidencial y otras áreas del Palacio de Las Garzas.
Según el mandatario, que durante su campaña hizo énfasis en el tema la austeridad, su oficina está contaminada de bacterías, polillas y hasta hay filtraciones de agua. Añadió que la pasada amdinistración, dejó la estructura en malas condiciones.

"La presidencia no es mi casa, es la casa de todos... cuando nosotros llegamos, encontramos una serie de daños que se tienen que arreglar. Por ejemplo, el nivel de bacterias que había en el despacho del presidente, el tema de las filtraciones de agua, el tema de polillas, el tema de otras situaciones que no vale la pena mencionar", expresó el jefe del Ejecutivo.

El gobernante, que asumió el cargo hace cinco meses, agregó que él tiene la tarea de mantener en condiciones óptimas un edificio público, que además de importancia política, tiene su mérito histórico.

"Tenemos la responsabilidad, no solamente ahora, de dejar Dios mediante, dentro de cinco años, un edificio como la presidencia, en condiciones que sean razonables".

Todo este bullicio inició el pasado viernes, cuando a través de Panamá América, se dio la noticia sobre un nuevo gasto estatal: 2.1 millones de dólares para remodelar la oficina del presidente, la de la primera dama, la del vicepresidente de la Secretaría de Seguridad, la de la Secretaría de Inversión, de la Secretaría General y otras.

En el pliego de cargos se determinó que el contrato con la empresa Constructora AFGP, S.A., es para "eliminar los entes contaminantes que afecten directa e indirectamente la salud y a su vez que se garantice un ambiente más acogedor y estético para el usuario y visitantes".

Pero ojo, no es el primer gasto de este tipo que se anuncia en el portal Panama Compra. En octubre pasado, la Dirección de Asistencia Social (DAS), adjunto al Ministerio de la Presidencia, realizó una contratación directa con el restaurador criollo Ángel Escartín.

Según la nota oficial que, lleva la firma del vicepresidente, José Gabriel Carrizo; la de Israel Rodríguez, director de la DAS y de Nicasio Saenz, jefe de formulación y evaluación de la DAS, urge la restauración del Salón Amarillo y Los Tamarindos, ambos en el Palacio de Las Garzas.

En su sustentación, la Presidencia de la República detalló que el Salón Amarillo tiene un "alto estado de deterioro". Añadió que tiene hongos y humedad y que "todo lo decorativo en su totalidad presenta un estado de abandono total".

En ese mismo documento se hizo saber que las claraboyas (ventanas) del salón Los Tamarindos tienen contaminación por polillas. En tanto, los murales o frescos del pintor nacional Roberto Lewis (1874-1949), presentan contaminación por hongos crónicos, además de algunas filtraciones y resequedad.

Bajo la administración de Juan Carlos Varela, específicamente en 2016, se hicieron unos trabajos de restauración el el Palacio de Las Garzas que costaron 9.3 millones de dólares.

FUENTE: Con información de Panamá América // Agencias
 

LO + Leído...