martes, 19 de mayo de 2020

(Colombia) El desespero de Álvaro Uribe frente a la nueva serie de Matarife (+Videos)

Desesperadamente, el actual senador y expresidente Álvaro Uribe Vélez, ha subido a sus redes sociales un video donde aparece Juan Pablo Escobar Henao, el hijo del extinto narco-terrorista Pablo Escobar Gaviria, luego del lanzamiento de la serie internacional #Matarife, un Genocida Innombrable”, del abogado penalista y reconocido periodista de investigación, Daniel Mendoza Leal, el mismo que destapó la “Ñeñe-Política” junto a otros importantes investigadores como Gonzalo Guillen, Julian Martinez y Diana López Zuleta.
En dicho video del año 2014, Juan Pablo Escobar Henao o Juan Sebastián Marroquín Santos, como se llama en la actualidad, hizo unas declaraciones sobre Álvaro Uribe Vélez. Aseguró -en entrevista con la periodista María Jimena Duzán- que su padre era enemigo del expresidente y que pagaba altas sumas de dinero por su cabeza (quinientos millones de pesos de esa época (1984), un monto supremamente elevado, aún para el capo), el doble de lo ofrecido por Luis Carlos Galán Sarmiento. Dice que se enteró (no dice cómo ni refiere fuentes, pues para esas épocas, Juan Pablo tenía 5 años de edad) que su padre le hizo tres atentados a Álvaro Uribe (de lo cual no hay ningún indicio histórico). Sobre estos planteamientos hay serias dudas, pues las evidencias e indicios que lo contradicen son mayores, por ejemplo, los avisos lamentando la muerte de Alberto Uribe Sierra, el papá de Álvaro Uribe, de parte de Medellín sin Tugurios; o los de las corridas de toros donde participaba como rejoneador para las obras de esa misma fundación.



De igual forma, los testimonios de Virginia Vallejo, los de ”Popeye”, los de Diego Murillo alias “Don Berna”, ante la justicia en 1992 (asegurando que Uribe era colaborador de Escobar); los cables de la embajada norteamericana, los informes de inteligencia estadounidenses, las declaraciones del ex embajador estadounidense Myles Frechette, las del alto funcionario estadounidense ofrecidas a Dick Samuelsson, los hechos consignados en las páginas de distintos diarios sobre el episodio del helicóptero para rescatar el cadáver de Uribe Sierra, las investigaciones de Daniel Coronell, Gonzalo Guillen, Fernando Garavito Pardo y de otros respetados periodistas sobre las licencias para aeronaves y pilotos de la mafia cuando fue director de la Aerocivil, las denuncias del inmolado Rodrigo Lara Bonilla sobre el manejo de Uribe en la Aerocivil, entre otros, ponen en evidencia la amistad o cercanía entre el capo y el expresidente, o al menos, no una enemistad a muerte, como la asevera Juan Pablo Escobar Henao.



Cuando María Jimena Duzan —evidentemente incrédula— le riposta que si la cabeza de Uribe valía más que la de Galán, Juan Pablo Escobar responde que él no sabe porqué, pero que su padre era así, que a veces ofrecía más, otras menos, independientemente si el objetivo era de mayor o menor relevancia para él. Una explicación inverosímil, pues es sabido que el pago de objetivos militares en una organización criminal depende de la importancia de la ”pinta” (objetivo), pues ello determina la dificultad y riesgo del “trabajo“ (asesinato). Prueba de esto fue la categorización monetaria que Escobar lanzó ofreciendo dinero a cambio del asesinato de policías: El monto a pagar dependía del rango del uniformado. ¿Cómo creer que un simple funcionario valía más para Escobar que el seguro presidente que tenía por propósito principal su extradición? El propio ”Popeye” confirma en una de sus tantas exposiciones a los medios, que Pablo Escobar variaba el pago de esos ”trabajos” o ”encargos” conforme a la importancia de la víctima. Archivo YouTube:



->>Vea más...

FUENTE: Con información de contracara.com.co
 

LO + Leído...