viernes, 18 de septiembre de 2020

(España) Espasa desmiente los rumores sobre su premio de poesía: "El ganador no es un robot" (+Venezuela)

Rafael Cabaliere, venezolano, 34 años, ingeniero y publicista. Y acaba de ganar el III premio EspasaEsPoesía con el poemario ‘Alzando vuelo’, que otorga la editorial Espasa y que está dotado con 20.000 euros. Y no se sabe más. Y nadie dentro del mundo editorial le conoce. Ni los lectores de poesía en Internet.
Ni siquiera aquellos que disfrutan con versos cuya máxima dificultad estriba en darle al 'enter' del teclado. Tampoco hay muchas fotos de él en lugares de la red como Instagram, hábitat donde los poetas jóvenes suelen dejar una buena riada de imágenes. Ese es, simplemente, su perfil en las redes sociales donde, misterio, cuenta con miles de seguidores. Estos datos han llevado a muchos a preguntarse de dónde ha salido este poeta que se ha llevado el galardón con mejor dotación económica para un poemario en España. ¿Un 'bot', un pseudónimo, un escritor fantasma, una invención editorial? ¿O solo alguien que quería visibilizarse en la red comprando seguidores?

“Rafael Cabaliere no es un robot. Existe. Hemos hablado con él esta mañana al ver lo que estaba pasando”, han explicado hoy a El Confidencial fuentes de la editorial, que han asegurado que el escritor no puede venir a España por el covid-19, “que impide que se viaje desde Venezuela”. No obstante, preguntado el sello sobre dónde vive, si en Caracas o en otra ciudad, responden: “Solo sabemos que vive en Venezuela”. ¿Y se llama realmente Rafael Cabaliere? “No sabemos cómo se llama. Pero en nuestra editorial muchos firman con pseudónimo. Su nombre estará en el contrato”, se han limitado a contestar. ¿Sabe la editorial a quién ha premiado?

¿Y el jurado? Cabaliere fue premiado por un jurado compuesto por Luis Alberto de Cuenca, Ana Porto, Marwan, Alejandro Palomas y Ana Rosa Semprún, esta última en representación de la editorial. El Confidencial se ha puesto en contacto con varios de sus miembros —algunos con una notoria singladura poética, como el caso de Cuenca— para disipar las dudas sobre la identidad del premiado. El propio Cuenca ha manifestado a El Confidencial que "no hablamos con él. A mí no me sonaba de nada el ganador del premio. Ganó por mayoría. No tengo más información al respecto". Palomas, por su parte, ha resaltado que no puede decir mucho, “solo que el premio no fue por unanimidad y que el hombre existe, sí, pero no sé decirte más. Yo leí, voté y eso fue todo”.

La propia editorial hizo público un vídeo en el que muestra a un chico que dice ser Rafael Cabaliere, que está muy agradecido por haber ganado el premio, que no puede viajar a España por el covid-19 y que meses antes de ganar el premio "soñé que lo ganaba y eso me animó". Poco más. No hay datos de ubicación, no hay datos de su trayectoria. No dice absolutamente nada. Eso sí, su agradecimiento es muy parecido a sus versos (desde el tono a la cursilería)

->>Vea más...

FUENTE: Con información de PAULA CORROTO - El Confidencial
 

LO + Leído...