viernes, 13 de noviembre de 2020

(España) Se incrementan los carnés de conducir falsos de venezolanos

El fondo del saco de los carnés de conducir falsos de venezolanos en España parece no tener fin. Hace dos años, los agentes de tráfico de la Policía Municipal de Madrid comenzaron a detectar permisos fraudulentos provenientes del país bolivariano. Cada vez identificaban más en sus habituales controles por la ciudad, un destino de especial tránsito, por donde hay que pasar casi obligatoriamente si aterrizas en avión desde cualquier territorio americano o si atraviesas el país en tren o en autobús de norte a sur y de este a oeste. "Detectamos muchos porque aquí hay mucha movilidad", ahonda la intendente de la Unidad de Investigación Judicial de la Policía Municipal, Esther de Gregorio, que dirige uno de los departamentos más importantes del cuerpo, el que trabaja directamente con la judicatura para llevar a cabo instrucciones relacionadas con la falsedad documental, los accidentes de tráfico o los laborales.

Este año, los funcionarios policiales del área que dirige han detectado tres veces más carnés que el ejercicio anterior. Es más del triple, a su vez, que los documentos del mismo tipo que intervienen de Colombia y cuatro veces más que los de Paraguay, los dos siguientes países de donde proceden más carnés de conducir falsificados. Los agentes también detectan masivamente documentos de nacionalidades como Perú, Argentina o Brasil, pero en menor medida que las primeras. De Gregorio no entra a valorar el motivo por el que se produce este crecimiento, pero sin duda la situación política que atraviesa Venezuela en los últimos años tiene algo que ver. Muchos de los que lucen carnés falsos cuando les paran los agentes, de hecho, lo hacen porque no han querido regresar a su país para renovar su permiso de conducción.

Otros, sin embargo, no tenían permiso de conducir en su territorio de origen y cuando llegan a España, en lugar de apuntarse a la autoescuela, deciden adquirir uno en el mercado negro. El Gobierno bolivariano ha puesto en abierto la base de datos en la que se puede comprobar si un ciudadano de nacionalidad venezolana tiene carné allí o no. Sin embargo, con esto, destaca De Gregorio, únicamente se puede hacer un primer descarte. Si el conductor no aparece en la lista, el carné que tiene es falso de todas maneras. Si está en la base de datos, pero los agentes que le hacen el control sospechan por algún motivo, ya intervienen los funcionarios de la Unidad de Policía Judicial.

En concreto, los que pertenecen al Servicio de Documentoscopia Forense y Pericia Caligráfica, donde se encuentran los mejores especialistas de España en la materia. "A veces nos ofician los juzgados; otras, alguno de los 5.500 agentes que tenemos patrullando la ciudad, y otras intervenimos nosotros de oficio", explica De Gregorio, orgullosa de que el departamento que depende de ella sea único en cuerpos policiales a nivel local. Tan solo Barcelona y Málaga tiene un área de investigación similar, aunque no con tanto prestigio. "El de la Policía Municipal de Madrid es un referente a nivel europeo, nos llaman de embajadas y de fuerzas de seguridad de otros países", presume la intendente, quien detalla también los tipos de carnés fraudulentos de venezolanos —sobre todo— que han encontrado en los últimos meses. ->>Vea más...
 
FUENTE: Con información de Roberto R. Ballesteros - El Confidencial
 

LO + Leído...