jueves, 15 de abril de 2021

Las propiedades que Miguel Bosé todavía mantiene en España

Miguel Bosé con la voz trémula, preocupa su salud. Miguel Bosé se convierte en tendencia por sus opiniones sobre Bill Gates. Miguel Bosé apadrina una concentración de negacionistas. Miguel Bosé debe casi dos millones a Hacienda. Miguel Bosé y su expareja se enfrentan en los tribunales por el bienestar de sus cuatro hijos. Hace tiempo que los titulares que protagoniza el artista no tienen nada que ver con la música y, sin embargo, nadie puede negar que es uno de los referentes de la música en castellano, inspiración para las generaciones que vinieron detrás e innovador como pocos. Jordi Évole ha conseguido convencerle y sacarle de su mutismo público, donde siempre estuvo más cómodo. Hasta el punto de que hasta el año 2018 ni siquiera se sabía que tenía una pareja desde hacía décadas.

Bosé se ha dedicado a construir una carrera musical internacional que le ha reportado muchas alegrías. Uno pensaría que a lo largo de estos años ha acumulado un gran patrimonio, pero distintas aventuras empresariales que no salieron como debieran, algún problema con el fisco y demás han mermado la fortuna del cantante. En 2018 apareció en la lista que publica la Agencia Tributaria con los morosos que superan el millón de euros de deuda. Entonces debía 1.869.000 euros. Al año siguiente ya no aparecía, lo que significa que al menos había logrado pagar al erario ese pico de 870.000 euros en solo un año, lo que demuestra un músculo financiero al alcance de pocos.

El cantante vive desde hace años en el extranjero. Primero en Panamá, donde nació por razones circunstanciales, y ahora en México DF. No siempre fue así. Hubo una época en que apostó mucho por España y puso en marcha varios negocios en España. Primero las bodegas Casalobos, que llegaron a tener una producción importante, junto a otros inversores famosos. Y después con el que fue el sueño de su vida, la producción de jamón ibérico de alta calidad.

¿Qué queda de todo aquello ? A día de hoy, Miguel Bosé mantiene la propiedad a través de la empresa Finca de Monsalud, de la que es administrador único, de cuatro parcelas en la zona de Nogales (Badajoz) que juntas suman poco más de seis hectáreas. La compañía ahora se dedica al alquiler de bienes inmuebles y no tiene las cuentas actualizadas. En 2017 cerró con unos resultados negativos de 18.000 euros. Las otras empresas relacionadas con el negocio del jamón, como Brumale SL o Dehesano SL, se extinguieron o pasaron a otras manos con el tiempo. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de C. Villa - El Confidencial
 

LO + Leído...