jueves, 25 de mayo de 2017

(Brasil) Mediante decreto, Temer despliega al Ejército en Brasilia ante fuertes disturbios hacia edificios públicos

El presidente de Brasil, Michel Temer, firmó un decreto este miércoles con el que autoriza a las Fuerzas Armadas a hacer presencia en Brasilia para defender los edificios públicos que resultaron afectados en medio de las protestas multitudinarias, las cuales dejaron un saldo de al menos 49 heridos y siete detenidos, según reseña la Agencia EFE.

Además, el ministro de Defensa, Raul Jungmann, hizo el anuncio: "en este momento ya hay tropas federales aquí, en el palacio de Itamaraty [sede de la cancillería], y ya están llegando tropas para asegurar la protección de los edificios ministeriales".

Por lo menos 1.300 hombres del Ejército y 200 fusileros navales hacen presencia en la ciudad, según cifras de la Agencia EFE.

De acuerdo con un testimonio recogido por la Agencia AFP el Ministerio de Agricultura de Brasil fue invadido, incendiado, quienes irrumpieron en el lugar "rompieron cuadros en una galería de exministros y se enfrentaron a la Policía".

Los ministerios de Hacienda, Cultura, Turismo y Energía y Minas también resultaron afectados por las protestas.

En el documento se lee que con este se “se autoriza el empleo de las Fuerzas Armadas para Garantía de Ley y Orden en el Distrito Federal, en el período de 24 al 31 de mayo de 2017”.

Según información de la Presidencia de Brasil, el decreto se firmó debido a "los actos de vandalismo y violencia durante manifestación en la capital federal".

De tal manera, se concede "provisionalmente a los militares la facultad de actuar con poder de policía hasta el restablecimiento de la normalidad".

Por su parte, Fuerza Sindical, la segunda mayor central de sindicatos de Brasil aseguró este miércoles que rechazó la que de acuerdo con ellos es una infiltración de encapuchados en las manifestaciones que se registraron frente al Congreso.

"Más que lamentar, rechazamos la infiltración de black blocs (como se conocen los encapuchados que pregonan la violencia en las manifestaciones) en nuestro acto grandioso y significativo. No tenemos nada que ver con esos vándalos", señaló la central en un comunicado de acuerdo con un reporte de la Agencia EFE.

La Central Única de los Trabajadores (CUT), mayor central sindical del país, atribuyó los actos violentos a "provocaciones de grupos de encapuchados que ninguno de los organizadores supo identificar" y también responsabilizó a "infiltrados".

Las protestas se dan luego de las recientes revelaciones de corrupción que salpican a Michel Temer. El primero hace referencia a una grabación en la que habría avalado un supuesto soborno a un exdiputado preso a cambio de su silencio. El otro, se originó por testimonios de directivos de la compañía de cárnicos JBS quienes aseguraron que el mandatario recibió sobornos desde 2010.

El Supremo de Brasil abrió una investigación contra Temer por los delitos de corrupción y obstrucción a la justicia.

FUENTE: EFE - http://www.ntn24america.com