miércoles, 10 de mayo de 2017

(Panamá) Ola de violencia estremece la provincia de Colón

Conforme pasan los días del mes de mayo, la provincia de Colón y el sector este de Panamá parecen no escapar de la ola de asesinatos que azota el país y que en las últimas semanas ha acabado con la vida de decenas de personas.

Ello tras un incremento de los homicidios a sangre fría, que han involucrado a figuras como el trovador Frank Gutiérrez, alias "La Estaca de Acero".

Esta ola de homicidios se da a pesar de la vigencia del nuevo programa Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) Águila, el cual no es efectivo, según los críticos.

En cambio, se ha producido una serie de hechos en los que figuran menores de edad, como un joven de 17 años, quien falleció en el hospital San Miguel Arcángel en San Miguelito la madrugada de ayer martes, luego de recibir múltiples impactos de bala en el sector 2 de El Crisol.

Y es que tras 40 días de haberse implementado la FTC Águila, lo cual preocupa a diversos sectores, el Gobierno Nacional representado por el ministro de Seguridad Pública, Alexis Bethancourt, ha debido hacer un nuevo ajuste.

El anuncio se da lejos de reconocer sus errores en materia de seguridad, optando por cambiar el nombre de su estrategia para la provincia de Colón.

Esto luego de producirse el asesinato de un ciudadano vinculado al homicidio de futbolista Amílcar Henríquez, por lo que el ministro de Seguridad anunció la implementación del Plan Cuadrante.

"Lo que significa es que se va a dividir por cuadro la ciudad de Colón, con tácticas especiales de seguridad para recuperar la ciudad", sostuvo el ministro, quien reconoce que se trata de un problema que ha escapado de las manos de las autoridades.

Bethancourt agregó que sería para cubrir con más policías las zonas de conflicto, un tema que debe tratarse más a fondo.

Sin embargo, para los especialistas en Criminalística como Severino Mejía, primero debe tenerse clara la misión de programas como la FTC Águila.

"La Fuerza de Tarea Águila tiene funciones específicas y operativas que tienen como objetivo central ocupar los espacios públicos perdidos por los delincuentes; no es una unidad estática, y si en algunos sitios del país se da violencia y la FTC Águila no está allí, no debe hacérsele críticas cuando no hace funciones de inteligencia", afirmó Mejía.

El especialista se refirió al hecho de que sí se necesita una presencia policial más firme en los sitios de alta criminalidad y se producen asesinatos, pero la FTC Águila debe operar con la inteligencia.

Ello a pesar de que las propias estadísticas del Ministerio Público indican un aumento de los casos de homicidios, con 121 víctimas en el primer trimestre (102 hombres y 14 mujeres). El año pasado se cometieron 109 homicidios en este mismo periodo.

En los tres primeros meses del año se dio un incremento de 12 casos con respecto al año anterior.

En el caso de la provincia de Colón, hasta la fecha se han registrado 28 homicidios.

Por otro lado, el exministro de Seguridad Pública José Raúl Mulino expresó que se han tomado decisiones inadecuadas en materia de seguridad, como la modificación de la Dirección de Investigación Judicial (DIJ).

"Una DIJ como estamento autónomo ajeno al Ministerio Público será el inicio de una policía de investigación política, además de inconstitucional".

Sugieren la separación de Eric Estrada del SPI

Tras confirmarse la pérdida de armas en el Sistema de Protección Institucional (SPI), corresponderá a las autoridades encargadas remover al comisionado Eric Estrada.

Así lo reveló el general retirado Rubén Darío Paredes, quien aseguró que ha existido más confusión, luego de la declaración del comisionado, quien adujo que tras la pérdida de armas en el SPI se remitiría el caso al Ministerio Público.

Ante esta respuesta, el exgeneral Paredes recomendó el traslado del comisionado Estrada a otra unidad de seguridad, mientras se esclarece el tema.

"No como dijo el comisionado que va a dejar el caso en manos del Ministerio Público; es parte de todo el contagio que es tan delicado, y donde la cabeza del Estado está en manos de ellos -los delincuentes-", afirmó.

Según el exmilitar, existe una descomposición de las instituciones en Panamá, que no excluye a la Fuerza Pública por las irregularidades que ha venido presentando.

El lunes pasado, el comisionado Estrada dijo que se han interpuesto tres denuncias ante una Fiscalía del Ministerio Público.

Estas irregularidades han sido vistas también en la estrategia de sacar las armas de las calles como medida para contrarrestar la delincuencia, lo cual contrastaría con la penetración del crimen organizado en las entidades de seguridad.

Ello por no descartarse que la pérdida de armas tenga que ver con el ingreso de organizaciones criminales en dichas entidades.

También cuando actualmente el Gobierno promueva el desarme de la población, lo que también favorece al mercado negro.

FUENTE: Jason Morales Valdés - http://panamaamerica.com.pa