jueves, 6 de julio de 2017

Europol incauta 122 toneladas de pesticidas ilegales en España y otros países europeos

Europol confirma lo que contó El Confidencial esta semana: existe un gran mercado negro de pesticidas ilegales usados en la agricultura de España y otros países europeos que implica un grave riesgo para la salud de los ciudadanos y el medio ambiente. En un operación conjunta con la Oficina Antifraude de la UE (OLAF), Europol confiscó 122 toneladas de pesticidas prohibidos o falsificados. Fueron tan solo diez días de vigilancia intensa en grandes puertos, aeropuertos y fronteras terrestres. Según la policía comunitaria, esa cantidad hubiera sido suficiente para aplicarla en una superficie agrícola de casi 5.000 km², equivalente a la extensión de La Rioja.
Chris Vansteenkiste, jefe del Área de Delitos contra la Propiedad Intelectual de Europol, cuenta a El Confidencial que los principales decomisos esta vez han ocurrido en Bélgica, Países Bajos y Polonia, "pero no porque se consuman más pesticidas en esos países, sino porque las redes de contrabando usan las rutas tradicionales de comercio procedentes de China para introducir en Europa también productos ilegales". Subraya que la sede central de DHL en el viejo continente está en Alemania, por esa razón "el puerto de Hamburgo es un vía tradicional de entrada".

El operativo, llamado Silver Axe II, tuvo lugar simultáneamente en coordinación con los servicios policiales y de aduanas de España, Alemania, Bélgica, Eslovaquia, Eslovenia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Lituania, Países Bajos, Polonia, Reino Unido, Rumanía y Suecia. Se detectaron hasta 48 casos de importación de sustancias ilegales tras controlar 940 envíos procedentes de terceros países. En una acción similar de 2015, Silver Axe I, se requisaron hasta 190 toneladas.

“Esta operación demuestra una vez más que el trabajo en equipo es un elemento esencial para obtener éxitos contra los negocios de los grupos criminales que atentan contra la salud y la seguridad de nuestros ciudadanos en su afán por ganar dinero fácil”, dijo Wil van Gemert, subdirector de Operaciones de Europol.

“Enormes cantidades de pesticidas ilegales”

A pesar de que la legislación de la UE es la más restrictiva del mundo, Bruselas estima que en torno al 10% de los pesticidas comercializados en sus países miembros es ilegal y no está sometido a los controles sanitarios regulados. Llega al 25% en aquellos que tienen fronteras con países terceros. Chris Vansteenkiste asegura a este diario que “aún hay enormes cantidades de pesticidas ilegales que siguen entrando en Europa”. Este jefe del Área de Delitos contra la Propiedad Intelectual de Europol incide en que "los grupos organizados están haciendo mucho dinero sin tener en cuenta la salud de los consumidores europeos". La unidad IPC3, especializada en delitos contra la propiedad intelectual, se dedica diariamente a luchar contra la importación de pesticidas clandestinos. Vanksteenkiste explica que esa línea de trabajo es una prioridad para la policía comunitaria.

En España, el cálculo del mercado negro es complejo de hacer, pero las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y la patronal de los fabricantes Aepla admiten esa estimación conservadora del 10 por ciento, lo que equivaldría a valor aproximado de mercado de 110 millones de euros en 2016. La Oficina de Propiedad Intelectual de la UE lo eleva hasta el 18%.

Importación fácil de productos ilegales

Importar pesticidas fraudulentos es un ejercicio sencillo, aunque los servicios policiales europeos y españoles hablan de organizaciones criminales muy sofisticadas. Uno va a portales de distribución como Alibaba, teclea el nombre de agroquímicos prohibidos en España, manda un mensaje a empresas productoras de China, la India o Sudáfrica, y le llegarán decenas de ofertas para comprar sustancias no autorizadas en Europa. De cualquier forma posible aun ilegal, al por menor o al por mayor, lo que incluye la falsificación del etiquetado.

En El Confidencial lo hicimos para comprobarlo. Compramos atrazina en Estados Unidos por internet y llegó en avión. La atrazina es un herbicida prohibido en Europa desde 2004 que es muy perjudicial para el medio ambiente y para la salud de las personas.

También nos pusimos en contacto con diversas empresas de China e India para la importación de otros pesticidas prohibidos en la agricultura europea, como el lindano o el diclorvós. Con algunos representantes se trató la opción de importar los productos.

Llegamos a recibir un presupuesto para la compra de un contenedor de 16 toneladas de sustancias prohibidas en España: atrazina y malatión. Se obtuvo el compromiso por escrito de camuflarlo con etiquetas fraudulentas de otros productos legales. En un principio, propusieron el insecticida fenvalerato, pero al estar prohibido en Europa, se pactó negociar el precio y luego buscar una solución para falsificar las etiquetas y que pasaran los controles aduaneros.

FUENTE: Marcos García Rey - http://www.elconfidencial.com