miércoles, 26 de julio de 2017

(Panamá) Empresarios buscan poder contratar más extranjeros

Aumentar de 15% a un 20% aproximadamente de técnicos extranjeros y personal de confianza que puedan contratar las empresas locales es una de las propuestas de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (Apede), ante la falta de personal capacitado en ciertas áreas.

Sin embargo, gremios sindicales afirman que lo que buscan los empresarios es rebajar las condiciones salariales de la mano de obra panameña con el pretexto de que los extranjeros están mejor capacitados.

Juan Gabriel González, presidente de la Apede, indicó que el 15% de las posiciones para técnicos o personal de confianza extranjero podría ser ajustado a un 20%, aproximadamente, ya que prefiere que se haga este ajuste a que las empresas dispongan, porque no tienen capacidad para contratar extranjeros, caer en la ilegalidad.

"Lo que propone la Apede es que la competencia sea igualitaria, es decir, que a los trabajadores nacionales o extranjeros se les pague décimo tercer mes, seguridad social, entre otros beneficios", dijo.

Afirmó que un aspecto que preocupa a la Apede es que se genere una competencia desleal y haya una distorsión en el mercado si los empresarios pretenden pagar a extranjeros menos del mínimo legal.

"No importa si el personal es extranjero o local, todos deben competir en iguales condiciones", aseguró González.

Indicó que el talento y el conocimiento no tienen nacionalidad, es universal.

"Si importamos talento, conocimiento y al final estos educan y capacitan a más panameños, nos servimos todos", dijo.

Advirtió que Panamá no necesita importar pobreza, sino talento.

Por su parte, Manuel Ferreira, director de Asuntos Económicos de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, indicó que lo que requiere el país es de una política migratoria diferente, ligado a atraer el talento que se requiere para los sectores que así lo necesiten.

Citó, por ejemplo, que si la estrategia del país es crecer en el sector turismo, poder traer talento que ayude al local a mejorar y no un talento que compita con el que se está preparando.

Carlos Troetsch, presidente de la Asociación Bancaria de Panamá, señaló que en el sector han aprendido mucho de banqueros extranjeros.

Sin embargo, destacó que los países de primer mundo compiten entre ellos por el talento.

"En Estados Unidos, por ejemplo, la mayoría de científicos proviene de India, de Europa y eso es normal", señaló el banquero.

Afirmó que lo que sí les preocupa es que panameños sean desplazados por mano de obra extranjera que tengan las mismas competencias, algo que no debe ocurrir.

Sin embargo, los gremios sindicales señalan que si hoy día se está contratando mano de obra extranjera con pretexto que están más preparados, el rango de contrataciones sería aún mayor.

Erasmo Cerrud, subsecretario del Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs), destacó que lo que buscan los empresarios es beneficiarse con la contratación de mano de obra más barata.

Por su parte, Eduardo Gil, de Convergencia Sindical, coincide con Cerrud al afirmar que el interés de la clase patronal es desmejorar los niveles salariales que existen en el país, lo que es lamentable.

Sindicatos en alerta ante las pretensiones de clase patronal

La venta de empresas que por tradición pertenecieron a panameños es un indicativo de que hay que valorizar, señaló Erasmo Cerrud, de Suntracs.

Destacó que frente a esta situación, estas empresas que han sido vendidas a personas de diversas nacionalidades prefieren contratar mano de obra de su misma nacionalidad.

Destacó que el querer desplazar la mano de obra panameña y contratar empleados extranjeros de confianza, atenta contra los esfuerzos convencionales y coartan el derecho de los trabajadores a organizarse.

Indicó que las pretensiones de los empresarios de ampliar el rango de contrataciones extranjeras no tiene razón objetiva, sino querer contratar mano de obra más barata en todos los niveles.

Por su parte, Eduardo Gil destacó que es lamentable que los empresarios solo vean sus propios intereses y que no se enmarquen dentro del programa país. “Mientras sigan viendo la caja registradora, seguirá la desigualdad”, dijo.

FUENTE: http://panamaamerica.com.pa