jueves, 3 de agosto de 2017

(España) Unidos Podemos reclamará en el Congreso la expropiación del pazo de la familia Franco

El pazo de Meirás, la residencia veraniega del dictador Francisco Franco en la localidad coruñesa de Sada, que sigue siendo propiedad de sus herederos tras declararse Bien de Interés Cultural, lleva varios años en el punto de mira de las asociaciones por la recuperación de la memoria histórica, pero la polémica en torno al edificio se ha redoblado desde que la Fundación Francisco Franco gestiona las visitas del público.
Todo ello, según alegaba esta semana la propia fundación en un comunicado, "para mostrar al gran público la grandeza de la figura de Francisco Franco, para potenciar el turismo a Galicia y para difundir el patrimonio gallego en el mundo". Una situación por la que los diputados de IU y En Marea pertenecientes al grupo confederal de Unidos Podemos registrarán la próxima semana en el Congreso una iniciativa parlamentaria instando a su expropiación "para devolvérselo al pueblo de Sada".
Los diputados gallegos de Unidos Podemos en el Congreso van un paso más allá del BNG, que a través de su europarlamentaria Ana Miranda solicitaba este jueves la intervención de la Comisión Europea, al considerar que las visitas guiadas por la fundación franquista constituían "apología del fascismo". El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, por su parte, ya ha advertido también a la fundación que si se detecta ensalzamiento la figura del exdictador, el Gobierno autonómico pondrá en conocimiento de la Justicia dichas actuaciones.
La Proposición No de Ley (PNL) solicitando la expropiación se escuda en la normativa que protege los bienes culturales ante un posible “uso incompatible con sus valores”, declarando que este supuesto es “causa justificativa” para que la administración competente lleve a cabo esta medida. La responsable de Memoria Democrática de IU, Esther López Barceló, considera “un peligro para los valores democráticos” que se permita a la Fundación Francisco Franco gestionar las visitas del pazo para hacer apología de la dictadura tal y como ha defendido hacer dicha entidad. “Es una anomalía democrática el hecho de que este bien inmueble continúe en manos de los herederos del dictador”, ha denunciado López Barceló.

“Sería inconcebible que en Alemania siguiera la familia de Hitler ostentando privilegios generados a partir de la usurpación de bienes durante la barbarie nazi y que, además, se permitiera a una organización filofascista realizar visitas guiadas para alabar al genocida. Sin embargo, en España está sucediendo sin que el Gobierno haya movido un dedo para impedir dicha salvajada. Es inconcebible que el pazo siga asociado a la figura del fascista”, ha enfatizado López Barceló.
Desde IU defienden la expropiación por el interés público del inmueble, reclamndo así "su inmediata disposición para fines culturales una vez sea patrimonio del Estado, poniendo en valor además que el pazo fue residencia de la escritora Emilia Pardo Bazán, elemento fundamental para resignificar así el propio edificio". Para En Marea también es necesario aplicar la ley de fundaciones e "ilegalizar" a aquellas que se dediquen a "venerar o exaltar, destacar o premiar a figuras que tengan que ver con el franquismo", como la Fundación Francisco Franco.
La fundación ha respondido a la polémica suscitada por su gestión de las visitas al histórico inmueble alegando que "el objetivo de la izquierda no es ni la FNFF ni el Pazo de Meirás, sino desgastar al PP al amenazarlo: si cumple la ley, es fascista". En esta línea, mantiene que "la izquierda carece de argumentos para oponerse a la gestión de las visitas del Pazo de Meirás por parte de la FNFF", dicen, porque "dicho Pazo fue donado por el pueblo gallego a Francisco Franco mediante suscripción pública". Gracias a dicho "donativo", según sostienen, "Galicia ha contado con la presencia veraniega de quien fuera jefe del Estado durante la totalidad de su mandato, honor al que ninguna otra región española tuvo acceso, y que demuestra que la Diputación de La Coruña que gestionó la donación fue no sólo generosa, sino inteligente".

FUENTE: IVÁN GIL - https://www.elconfidencial.com