lunes, 4 de septiembre de 2017

(España) Hacienda caza al oligarca ruso dueño de los Nets por el IVA del amarre de su megayate

Mijaíl Dmítrievitch Prokhorov lo tiene todo. A sus 52 años, este oligarca ruso con una fortuna estimada de 8.900 millones de dólares, posee un imperio metalúrgico, un equipo de la NBA, los Brooklyn Nets, y un yate, el Palladium, valorado en 200 millones de dólares. Su barco es de los más lujosos de Ibiza y destaca allí donde atraca. Tanto llama la atención que Hacienda echó el ojo al impresionante amarre que utiliza en Vilanova (Barcelona) y ha acabado desenredando un entramado de empresas y consiguiendo una condena en la Audiencia Nacional por 1,12 millones de euros en concepto de IVA por el amarre que usa el barco.
En 1995, Prokhorov compró una empresa pública de níquel a precio de saldo. Hoy la firma Nornickel es el mayor productor mundial del mundo de níquel y paladio. Este amigo de Putin se define sin problemas como oligarca e incluso se ofreció a participar en un programa de humor de la televisión estadounidense llamado 'Cómo ser un oligarca ruso'. Hace una década, fue noticia en Los Alpes franceses tras montar una fiesta con un grupo de modelos que según la policía francesa eran prostitutas. Incluso fue candidato a la presidencia de Rusia en las elecciones de 2012 en las que obtuvo un 8% de los votos.
Había una noria de empresas entre Luxemburgo, Suecia y España que se iban cediendo los amarres pero que estaban vinculadas con Prokhorov
Después, Prokhorov trasladó sus exclusivos veraneos a Ibiza. Allí se encuentra actualmente su yate Palladium, construido a medida en 2010, con 95 metros de eslora y valorado en 200 millones. El barco tiene doce camarotes, piscina en cubierta, jacuzzi interior, comedor para 16 personas y cine privado, entre otros lujos.
Entre tanta ostentación hay también hueco para los problemas fiscales. En diciembre de 2012, la Agencia Tributaria sancionó a la empresa española Azuling, dueña del descomunal amarre del Palladium, por haber dejado de pagar con 1,12 millones de euros en el IVA. Detrás de Azuling había una noria de empresas entre Luxemburgo, Suecia y España que se iban cediendo los amarres pero que presuntamente estaban vinculadas con Prokhorov.

La historia comienza en 2010, cuando el magnate compró su yate. Prokhorov es dueño de una empresa de Luxemburgo llamada Hydrus Investment, según documentos del registro mercantil de ese país a los que ha tenido acceso este diario.Hydrus Investment tenía una empresa sueca, Amit Jugofem AB, que a su vez creó en abril de 2010 la empresa española Azuling. Esta compró dos amarres para barcos de hasta 94 metros y cinco plazas de aparcamiento en el puerto de Vilanova i la Gertrú, a 50 kilómetros al sur de Barcelona. Azuling pagó por ellos 6,225 millones de euros más el IVA correspondiente (1,125 millones de euros) y pidió la devolución del IVA por ser una empresa dedicada al alquiler de amarres, no un usuario final. Azuling alquiló los amarres a Nautilus, otra sociedad de Luxemburgo relacionada con el entramado, por 476.000 euros más al año el IVA correspondiente.
El 1 de enero de 2011, Nautilus alquiló el punto de amarre a Goodwodd Investments inc, una sociedad de las Islas Caimán que es la dueña del buque Palladium, el yate de Prokhorov. Allí llegó el lujoso yate poco después y desde entonces Vilanova es su base de operaciones.
Azuling pasaba por ser una empresa de alquiler de amarres, por lo que no pagaba IVA. Pero Hacienda interpretó que el círculo de sociedades dueñas de los amarres (Suecia-Luxemburgo-España) creaba la ficción de que Azuling era una empresa de alquiler cuando su uso era el de un particular. Esgrimió que el origen de las acciones, Hydrus Management en Luxemburgo, y el yate que usaba el amarre tenían una persona en común: Prokhorov.
El fisco español no tiene datos del registro de las Islas Caimán que vinculen a Prokhorov con el Palladium, pero afirma en su expediente: "La búsqueda, en buscadores de Internet, de información relativa al buque Palladium y a su propietario, dirige indefectiblemente" a él. Y Prokhorov es "socio único de Hydrus Investment, a su vez socia única de Amit Jugofem, a su vez socia única de Azuling en su constitución y cliente de las operaciones de adquisición de los amarres de Vilanova”, según una sentencia posterior.
Y añade: “La información disponible públicamente" sobre Prokhorov "le sitúa como el mayor inversor del grupo de empresas líder mundial en la explotación de diversos recursos minerales, entre ellos precisamente la mayor compañía mundial productora de paladio”, de ahí el nombre del barco. Según Hacienda, “Azuling [la empresa dueña de los amarres] no reúne la condición de empresario o profesional”, por lo que tiene que pagar el IVA. “Los indicios reunidos en el expediente apuntan hacia una utilización de los elementos patrimoniales del obligado dirigido a la satisfacción de fines privados", añade.

Azuling alegó que su relación con las empresas de Prokhorov era de amistad entre los dueños, pero que sí realizó actividad de alquiler. La Audiencia Nacional, en una sentencia del pasado 10 de marzo desestimó el recurso de Azuling. La defensa en España de Azuling, que ha recurrido al Supremo, no ha querido comentar la noticia.
En los últimos años, Hacienda ha lanzado inspecciones sobre jets privados y yates. En la campaña de los aviones cazó a medio Ibex pues simulaban la cesión a empresas de navegación aHydruérea para ahorrarse el impuesto de matriculación Así ha recaudado más de 50 millones de euros. Este verano, una inspección de la Agencia Tributaria al yate en el que navegaba de vacaciones Cristiano Ronaldo puso luz a otra actuación similar en las embarcaciones. En el caso de Prokhorov, al ser un barco con bandera de las Islas Caimán, solo ha sido pillado por el IVA de los puntos de amarre.
Azuling alegó que su relación con las empresas de Prokhorov era de amistad entre los dueños, pero que sí realizó actividad de alquiler
Hacienda solo aceptó a devolverle a Azuling lo correspondiente al alquiler durante unas semanas de los amarres al buque Princess Marianna por 6,100 euros. El yate, originalmente construido para el millonario Carlos Peralta pasó unos días en Vilanova y como no encontró amarres disponibles para su eslora pagó por el punto del Palladium.

FUENTE: Con información de RAFAEL MÉNDEZ - https://www.elconfidencial.com