domingo, 10 de septiembre de 2017

(EE.UU.) Huracán Irma llega al estado de Florida con vientos de 215 kilómetros por hora

El centro del huracán Irma, con categoría 3 y vientos máximos sostenidos de 115 millas por hora (185 km/h), tocó tierra en Marco Island, un centro turístico en la costa suroeste de Florida, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EE.UU.
Irma llegó este domingo a los Cayos de Florida, el extremo sur de EE. UU., con vientos que rondan los 215 kilómetros por hora, informó el NHC.


En un boletín especial, emitido a las 07.00 hora local (11.00 GMT), el NHC indicó que la parte norte del ojo del huracán alcanzó los Cayos de Florida, donde desde hace horas se sienten con fuerza los embates del viento.

Irma, que ha dejado al menos 25 muertos y cuantiosos daños materiales en el Caribe, se encuentra a 25 kilómetros al sureste de Cayo Hueso y se desplaza a una velocidad de 13 kilómetros por hora.

En este boletín, el NHC indica que el Aeropuerto Internacional de Cayo Hueso midió vientos sostenidos de 80 kilómetros por hora, con ráfagas de hasta 113 km/h.

La trayectoria estimada de Irma, que llegó a tocar tierra en Cuba como huracán de categoría 5, con vientos de unos 257 kilómetros por hora, indica que el ciclón puede tocar tierra en las cercanías de las ciudades turísticas de Naples o Fort Myers, en la costa oeste del estado.

Tras alcanzar la costa norte de Cuba, Irma perdió fuerza, pero recuperó parte de ella al salir de nuevo a aguas del Estrecho de Florida, aunque los meteorólogos del NHC vaticinan un progresivo debilitamiento mientras se dirija hacia el norte, sin dejar de ser un "poderoso huracán".

Los expertos anticipan además que el ciclón registrará un aumento de su velocidad de traslación durante este domingo, antes de adentrarse en el sudoeste de Georgia en la tarde del lunes.

Los vientos de fuerza del huracán se extienden hasta 130 kilómetros del centro de Irma y sus vientos de tormenta tropical se sienten hasta 350 kilómetros, mucho más del ancho de la Península de Florida.

La fuerza de los vientos y las copiosas lluvias que genera el huracán Irma han comenzado a hacer estragos en Miami, donde ya hay calles anegadas y árboles caídos.

Junto a los vientos, los peligros radican en las fuertes precipitaciones, que podrían dejar acumulaciones de agua de hasta 635 milímetros en los Cayos y de hasta 508 en el sur de la península.

Además, el aumento del nivel del mar, que podría alcanzar los 4,5 metros en el extremo suroeste de la Península de Florida, podría anegar ciudades como Naples, Fort Myers o Marco Island.

Otro de los principales peligros son los tornados y el Servicio Nacional de Meteorología emitió un aviso para todo el sur del estado hasta el mediodía (16.00 GMT).

Todo ello ha obligado a emitir órdenes de evacuación obligatoria de 6,3 millones de personas, lo que provocó en los últimos días interminables atascos en las carreteras en sentido norte.

FUENTE: Con información de http://www.ntn24america.com