miércoles, 11 de octubre de 2017

(Cataluña - España) Rajoy: “No es posible establecer un diálogo para acordar lo que está expresamente prohibido”

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, aseguró ante el pleno del Congreso que "se puede dialogar" en la situación política de la región catalana, pero advirtió que debe ser en la legalidad.

“Se puede dialogar en una situación como esta, sin duda”, indicó Rajoy, pero advirtió que “entre todos y en el marco de los organismos existentes”.

También señaló que “no es posible establecer un diálogo para acordar lo que está expresamente prohibido” en la Constitución y agregó que "no se puede aceptar (...) la imposición".

Asimismo, recordó que “el diálogo es lo opuesto a la ilegalidad, la amenaza o los hechos consumados”.

"Se puede hablar de todo lo que la Constitución y las leyes permiten hablar y con todos los que estén dispuestos. Incluso se puede plantear la propia reforma de la Constitución, ésta dista mucho de ser una ley perpetua, ni tiene pretensión de serlo. En absoluto, todas y cada una de sus determinaciones, incluidos sus preceptos más esenciales pueden ser modificados”, explicó.

En referencia al referendo separatista de Cataluña, declarado ilegal por el Tribunal Constitucional, Rajoy dijo que “el pasado 1 de octubre, el Gobierno autonómico incumplió la ley, la sentencia de los tribunales, su propia legalidad”.

Además, agregó que “les adelanto que lo fundamental es que ese referendo ilegal (…) ha fracasado rotundamente tal como certificó la semana pasada la Junta Electoral Central".

“Ningún supuesto resultado de ese referéndum ilegal y fraudulento puede ser esgrimido como argumento para legitimar ninguna decisión política y mucho menos la independencia de Cataluña”, sentenció el presidente del Gobierno español.

Rajoy denunció varias irregularidades ocurridas el día del referendo, entre ellas que “no existió censo electoral” y “cambiaron sus reglas de juego de forma inesperada”. Además, agregó que “el president anunció su victoria antes de contar los votos, si es que alguien pensó en hacer tal cosa”.

“No existe un solo país en el mundo que se haya tomado mínimamente en serio lo que vivimos el 1 de octubre”, concluyó el presidente del Gobierno español.

Además, señaló que "la farsa del pasado 1 de octubre no fue un ejercicio democrático”.

“Si un desavisado aún no había percibido la verdadera naturaleza autoritaria y excluyente que lidera las instituciones catalanas, en estas fechas quedó meridianamente claro”, resaltó.

El presidente del Gobierno español denunció que “hemos visto enfrentamientos entre ciudadanos, acoso a alcaldes, intimidación a jueces, insultos a periodistas y hostigamientos a las fuerzas de seguridad” tras el referendo.

El presidente del Gobierno español sentenció que "un referéndum fraudulento no puede llevarse por delante una comunidad de 7 millones y medio de personas ni al cuarto país de la Unión Europea".

Rajoy advirtió al presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, que “en su mano está volver a la legalidad y restablecer la normalidad institucional o prolongar un periodo de inestabilidad, tensiones y quiera de la convivencia" en la región.

“Estamos hablando de un cuestionamiento sin precedentes a los ejes sobre los que se sustenta una sociedad democrática: la libertad, pluralidad y legalidad”, aseguró el presidente del Gobierno español.

Rajoy hizo un recuento de la situación con Cataluña en los últimos años y aseguró que “siempre hubo por mi parte disposición al diálogo”.

“Los problemas que se viven en Cataluña, con toda su gravedad, no son más que la consecuencia inevitable de la crisis institucional que allí se ha venido gestando deliberada e irresponsablemente desde hace meses”, dijo Rajoy.

El presidente del Gobierno español señaló que “para imponer su proyecto (de independencia) necesitan poner a catalanes contra otros, acosar al discrepante e imponer una uniformidad que no existe”.

“Resulta urgente volver cuanto antes a la legalidad y evitar que siga la tensión social y el deterioro económico” en Cataluña, sentenció Rajoy.

FUENTE: Con información de http://www.ntn24america.com