miércoles, 25 de octubre de 2017

'Xi, el nuevo Mao': China da un golpe de Estado incruento

Los delegados del XIX Congreso Nacional del Partido Comunista de China aprobaron una serie de modificaciones en su Carta. La más importante de ellas fue la introducción del nombre y las principales ideas de Xi Jinping en el texto del principal documento del partido. Los delegados aprobaron por unanimidad la enmienda que menciona "la idea de Xi sobre un socialismo con características chinas para una nueva era".
Xi Jinping se convierte así en el segundo líder chino —después del primer presidente de la República Popular China, Mao Zedong— cuyo nombre se inscribe en la carta oficial de la formación antes de que expire su mandato. En el documento también figura el nombre del exlíder e importante reformador Deng Xiaoping.

Algunos medios aseguran que los acontecimientos que tuvieron lugar en el Congreso del Partido Comunista de China son incluso "equivalentes a un golpe de Estado incruento", después del cual el actual líder del país es oficialmente "intocable".

"Este es un paso simbólico e importante para fortalecer la posición de Xi dentro del partido", dijo a RIA Novosti Alexandr Gabúyev, jefe del programa 'Rusia en la región Asia-Pacífico', del centro Carnegie en Moscú. Según sus palabras, es la siguiente etapa de su transformación en un líder tan poderoso como Mao Zedong.

Lucha contra la corrupción y la nueva Ruta de la Seda

En los estatutos del Partido Comunista también se registraron las iniciativas de Xi sobre la lucha contra la corrupción. Según el presidente del país asiático, "el partido debe aplicar con firmeza el autocontrol y seguir de cerca sus actividades en todos los aspectos".

En la inauguración del Congreso, Xi Jinping calificó la corrupción como la mayor amenaza que enfrenta el partido. En los últimos cinco años, en China se iniciaron investigaciones de la "violación de la disciplina del partido" con respecto a 440 funcionarios regionales y nacionales, algunos de ellos miembros del partido.

La iniciativa global 'Un cinturón, un camino' para la creación de tres corredores económicos también fue incluida en la Carta. El documento también consolidó la postura de Xi que aboga por "un control absoluto" del Partido Comunista sobre las Fuerzas Armadas del país.

"Camino al culto a la personalidad"

La directora de Estudios Asiáticos en el Consejo de Relaciones Exteriores, con sede en Nueva York, Elizabeth Economy, explicó a Bloomberg que la consolidación de la ideología de Xi Jinping en el documento significa que ahora el político es percibido como uno de los principales transformadores del país, junto con Mao y Deng. Se trata de "la consolidación del poder en torno a Xi", algo que le permitirá influir en las políticas de China durante décadas.

"Consolidó su poder ya antes del XIX Congreso. Tomó en sus manos prácticamente todos los ámbitos de la política. Por eso puede decirse que se está dirigiendo hacia el culto a la personalidad. Pero la verdad es que no ha introducido nada ideológico", señaló el vicerrector de la Academia Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, Alexandr Lukín.

De acuerdo con la Constitución china, el jefe de Estado puede estar en el cargo durante dos mandatos, es decir, 10 años, pero Lukín cree que hasta el momento todo indica que Xi podría permanecer en el poder durante más tiempo.



FUENTE: Con información de Actualidad RT