jueves, 23 de noviembre de 2017

(España) El Ibex consigue aguantar los 10.000 puntos pero no da señales de fortaleza

El Ibex 35 ha intentado reaccionar este miércoles tras perder los 10.000 puntos en la jornada anterior, pero su respuesta no ha sido excesivamente convincente. El selectivo ha subido un 0,21%, hasta 10.013,90 puntos, pero ha cerrado lejos de su máximo intradía en 10.092,40 puntos. La renta variable sigue penalizada por la incertidumbre política sobre el resultado de las elecciones en Cataluña, que se celebrarán el próximo 21 de diciembre.
El valor más alcista del Ibex ha sido Endesa, pese a que la eléctrica controlada por el grupo italiano Enel en un 70% ha recortado su previsión de beneficios para 2018 y 2019. No obstante, su promesa de repartir el 100% de sus beneficios en dividendos durante los dos próximos años ha sido un claro catalizador para sus acciones, que han subido un 3,06%, hasta 18,84 euros.
El segundo valor más rentable del Ibex ha sido Viscofan, que se ha revalorizado un 3,02% tras un consejo positivo de los exigentes analistas de Berenberg. Los expertos de esta entidad han elevado su recomendación sobre el fabricante navarro de envolturas alimentarias hasta 'comprar' desde 'mantener' y han aumentado su precio objetivo a 12 meses hasta 59,50 euros desde los anteriores 54,50 euros por acción.
La cadena de supermercados DIA ha sido el tercer valor más alcista del Ibex, con ascensos del 2,79%, seguida entre otros valores por Gas Natural (+1,62%), Repsol (+0,7%), Santander (+0,55%), BBVA (+0,37%) e Iberdrola (+0,19%).
En el lado bajista del mercado, pocos valores. El menos rentable ha sido Meliá Hotels (-2,27%) tras las fuertes subidas que había registrado los últimos días por la opa de Grupo Barceló sobre NH Hotel Group. Además, Mediaset ha bajado un 1,72%, seguido de Amadeus (-1,23%) y los 'blue chips' Inditex (-0,27%) y Telefónica (-0,22%), que no levantan cabeza últimamente.
TIRÓN DE OREJAS DE BRUSELAS
En otros mercados, el euro se revaloriza un 0,46%, hasta cerca de 1,18 dólares, mientras la rentabilidad del bono español a 10 años cae un 1,5%, hasta el 1,457%. La prima de riesgo española desciende un 2,6%, hasta 110,6 puntos básicos, y la onza de oro sube un 0,3%, hasta 1.284 dólares.
Además, el petróleo cotiza igualmente al alza a la espera de lo que ocurra la próxima semana en la reunión clave de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo). El consenso espera una extensión de los recortes durante nueve meses más. Cualquier decisión por debajo de estas previsiones provocaría una importante caída en el crudo, según los analistas. A estas horas, el barril Brent cotiza con alzas del 0,9%, en los 63,11 dólares, y el West Texas suma un 1,7% arriba, en los 57,79 dólares.
En materia económica, lo más destacado de la jornada es que la Comisión Europea ha determinado este miércoles que el borrador presupuestario enviado por el Gobierno español para 2018 "cumple en términos generales" con los criterios establecidos en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, a pesar de que el déficit público será superior al objetivo pactado para el próximo año.
No obstante, la CE ha advertido a España por los altos niveles de deuda, tanto pública como privada, y de desempleo, especialmente entre la población joven y parados de larga duración, al tiempo que ha señalado que la creación de empleo se caracteriza por una "alta proporción de contratos temporales".
ANÁLISIS TÉCNICO DEL IBEX 35
"A pesar del cierre en números verdes lo cierto es que las espadas siguen en todo lo alto. Al mediodía nos las prometíamos felices con BBVA alejándose con claridad del precipicio que se presenta bajo los siete euros y al final los precios han perdido fuelle y la entidad vasca termina cerrando muy lejos de los máximos de la sesión y cerca de los mencionados siete euros", afirma José María Rodríguez, analista de 'Bolsamanía'.
"Esto nos deja en la misma situación en la que nos encontramos en los últimos días: cruzando los dedos para que nuestro índice no perfore el soporte de los 9.900 puntos y BBVA consiga aguantar por encima de los siete euros. Mucho me temo que el resultado de la ecuación no la conoceremos hasta el viernes con el cierre de la vela semanal", añade este experto.
"El problema con el que nos encontramos es que a día de hoy prácticamente ninguno de los 'blue chips' del mercado está dando señales de fortaleza, más bien al contrario, y tampoco encontramos ningún catalizador que pudiera servir de revulsivo para nuestro índice en el corto plazo. Mucho me temo que o bien rebotamos con fuerza de forma inmediata o el Ibex y muchos de los valores directores (Inditex, BBVA, Santander y Telefónica, entre otros) atacarán soportes en breve con el riesgo de perforarlos", concluye Rodríguez.


FUENTE: Con información de Nieves Amigo / César Vidal - http://www.bolsamania.com