lunes, 27 de noviembre de 2017

(Panamá) Contralor niega existencia de las partidas circuitales

Las partidas circuitales que manejaban los diputados no pueden ser auditadas ‘porque no existen'. Esa fue la repuesta de la Contraloría General al Ministerio Público, según el abogado Ernesto Cedeño, quien presentó una denuncia en contra del contralor Federico Humbert por el supuesto delito de omisión de sus deberes públicos.

Cedeño, que realizó una ampliación de la denuncia el pasado viernes, explicó que conoció la respuesta, firmada por el secretario general Carlos García, cuando le mostraron el expediente, pero en el Ministerio Público no le permitiero n sacar copia.

‘Leyendo el expediente me entero de esta respuesta que es el informe de conducta que solicitó la Procuraduría al iniciar la investigación por mi denuncia', dijo Cedeño.

En su ampliación, el abogado presentó el listado con el monto que manejó cada diputado en partidas circuitales desde 2009 hasta el 2014, que en total suman $403,496,332. La información la proporcionó el propio ministro de Economía y Finanzas, Dulcidio De la Guardia, ante una solicitud de Cedeño.

El diputado que más dinero manejó por las denominadas partidas circuitales durante el quinquenio pasado fue José Muñoz, con $15,745,000, seguido de Manuel Cohen, con $12,815,000; Dana Castañeda, con $11,178,920; y la actual presidenta de la Asamblea Nacional, Yanibel Ábrego, con $9,356,000, todos del partido Cambio Democrático.

Quienes menos dinero recibieron por las partidas fueron Yassir Purcait y Juan Carlos Arosemana, $470,000 cada uno, según el documento del MEF. Purcait buscó la reelección, pero no fue electo, mientras que Arosemana no se candidatizó para diputado.

Lo bueno, destacó el abogado, es que por lo menos la Procuraduría de la Nación ya inició la investigación por la inacción del contralor Humbert en la auditoria de los fondos de las partidas circuitales.

Los $400.4 millones fueron manejados a través del desaparecido Programa de Ayuda Nacional, las juntas comunales y municipios. A su desaparición, la Asamblea ha intentado entregar fondos discrecionales a los diputados, por la vías de donaciones.

FUENTE: Con información de José Arcia - http://laestrella.com.pa