miércoles, 1 de noviembre de 2017

(Panamá) Exfuncionaria despedida por Porcell no quiere que la nombren magistrada

Elizabeth Medina, periodista y relacionista pública, envió una carta pública dirigida al presidente de la República, Juan Carlos Varela, quien en pocos meses tendrá la decisión de escoger a los dos nuevos magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).
Medina, en su misiva, aseguró que el mandatario tendrá la oportunidad de seleccionar a los dos nuevos magistrados que deben ser profesionales objetivos, neutrales y que sobre todo respeten el derecho y aplique justicia sin selectividad.

La comunicadora social cuestiona a Varela,sobre la posibilidad que nombre en algunos de esos dos puestos a la actual procuradora de la Nación, Kenia Porcell, a quien considera que no imparte justicia con efectividad, eficiencia y no respeta los derechos humanos.

Medina basa sus señalamientos contra Porcell en una experiencia laboral y personal como exfuncionaria del Ministerio Público, donde se le despidió sin respetar sus derechos y sólo conociendo una verdad de los hechos, a pesar de haber solicitado una audiencia a la alta funcionaria, para que escuchara su parte en este incidente.

La carta pública de Medina al presidente Varela dice lo siguiente:

Señor Presidente:

En estos momentos en que usted se dispone al nombramiento de dos magistrados para la Corte Suprema de Justicia para lograr con ello una transformación del Órgano Judicial, creo Excelentísimo Señor Presidente, que como ciudadana, los seleccionados deben ser personas, objetivas, neutrales, que respeten el Derecho, que conozcan de Derecho y de leyes, y sobre todo que sus decisiones sean tomadas en base a derecho, a la Ley y a la Constitución, sin violar el debido proceso.

En la sociedad suena mucho el nombre de la actual Procuradora Kenia Isolda Porcell Díaz, quiero dar una sola razón, por lo cual considero que no debe ser nombrada magistrada.

Hace unos meses fui despedida injustamente del Ministerio Público por la Procuradora Kenia Porcell. Que, como jefa de la misma, debe ser la encargada de velar por el respeto de los Derechos Humanos de todos los ciudadanos, promoviendo el cumplimiento y ejecución de las leyes; labor que debe realizar respetando y haciendo respetar el debido proceso.

Ante esta situación, envié un correo y solicité una cita con ella para exponer mis alegatos, mi defensa, mis argumentos del caso y se me negó, se hicieron oídos sordos. ¿Dónde está esa prestación de servicio integral que facilita el acceso a la justicia? En el despacho en donde yo laboraba realizaba labores de periodista, fotógrafa, protocolo, relacionista público, secretaria y hasta conductora, no les importó.

¿Qué justicia puede esperar la población en general, si a mí como funcionaria se me violaron todos mis derechos a un debido proceso? ¿Cómo pueden decir que representan a la sociedad y dirigir de forma expedita las investigaciones de los delitos, con eficiencia, eficacia, transparencia e independencia, cumpliendo las leyes, garantizando la atención y protección a las víctimas, si a sus propios funcionarios o colaboradores internos le violan sus derechos? ¿Qué puede esperar el que está afuera, el ciudadano que anhela con ansias una justicia justa e imparcial? ¡Nada!

Todo proceso tiene dos partes, asumo que ellos no lo saben, por eso tomaron una decisión basándose sólo en una de las partes. ¿Es eso justicia o es justicia selectiva? Y todo por exigir el pago de un viático de B/. 11.00 al cual tenía derecho.

Denuncio lo anterior porque, como ciudadana, no puedo ni debo guardar silencio ante un acto que viola mis derechos y garantías constitucionales. Además, que pone de manifiesto que la extralimitación de funciones y el abuso de autoridad está por encima de la justicia.

Señor Presidente en sus manos está elegir a los mejores jueces para el Palacio Gil Ponce, Corte Suprema de Justicia.

Agradecida, me despido de usted, con mi sincero aprecio,

Elizabeth Medina

8-293-631

La autora es Relacionista Público y Comunicadora Social.

FUENTE: Con información de http://panamaamerica.com.pa - (PULSE AQUÍ)