lunes, 22 de enero de 2018

(España) Ciudadanos diseña un plan estratégico para 'asaltar' el mundo rural a partir de primavera

La maquinaria de Ciudadanos ya se ha puesto a funcionar mirando fijamente a 2019 tras el parón de los últimos meses por la campaña catalana y aprovechando el viento de cola que traen últimas encuestas, que apuntan a un posible 'sorpasso' a las fuerzas políticas tradicionales. La tarea que tiene por delante el área de Organización no es sencilla: tras el frenético proceso de expansión llevado a cabo en 2015 para tener presencia electoral en todas las comunidades autónomas, la formación afronta ahora una fase de consolidación que servirá para afianzar su posición en gran parte del territorio e intentar implantarse en aquellos lugares a los que más le costó llegar. Este último caso, no se le escapa a nadie, es el mundo rural.

Conquistar al electorado de los municipios más pequeños del país es fundamental para medirse directamente con PP y PSOE y, por eso, la formación naranja está desarrollando un plan estratégico que comenzará a aplicar esta primavera. En el caso del PP, muchos constituyen bastiones invencibles (al menos hasta ahora), sobre todo en algunas comunidades como es el caso de Galicia.

El responsable de esta cartera interna, Fran Hervías, insiste en que le objetivo principal es dejar claro que "a Ciudadanos le importa el mundo rural" y se empeñará en este año previo a las elecciones a explicar las 'soluciones naranjas' en todas las regiones. La principal dificultad que afronta la formación es clara mirando el mapa de resultados en las anteriores convocatorias: posee una mayor afinidad en las grandes ciudades por factores demográficos y sociológicos, y su perfil de crecimiento va precisamente en esa dirección frente a la resistencia mostrada desde el mundo rural. Con todo, Hervías ve "muchas opciones" en comunidades como Castilla y Léon, Andalucía y otras regiones en las que hay menor incidencia rural pero que todavía existe, como Murcia.

Será a partir de marzo o abril cuando la formación se vuelque en la nueva estrategia que actuará en dos direcciones. Por un lado, tratarán de incorporar al proyecto a personas de referencia y figuras de relieve en los pequeños municipios para atraer al resto de la población y dar a conocer el partido y, al mismo tiempo, aumentarán la presencia en la calle de los dirigentes más conocidos en cada comunidad e intensificarán su actividad gracias al refuerzo aprobado en el área de Organización. El núcleo duro de Rivera considera que ha llegado el momento de dar este salto aprovechando la fase de consolidación en el ámbito urbano y lo quieren hacer a su manera.

Fuentes de ejecutiva insisten en el modelo de los partidos tradicionales con agrupaciones y sedes físicas en cada municipio es "cosa del pasado" y apostarán por uno basado en el boca a boca y en sumar apoyos a través del proyecto en sí, "más ajustado a los ciudadanos" de hoy en día y "al origen de nuestra formación, que nació de la sociedad civil", afirman. El partido de Rivera no se inclina por copiar los modelos antiguos de súperestructuras y confía en que la unión del trabajo interno y la tecnología son el sistema más eficaz para crecer.

Fidelización del voto y hoja de ruta
Más allá de la estrategia exlusivamente rural, la formación entiende que lo más importante es consolidar la presencia lograda hace dos años, "la fidelización del voto como arma principal", insisten desde Organización. Para ello, el área está diseñando planes específicos en comunidades autónomas y provincias que actuarán como una sola hoja de ruta. El objetivo, explica Hervías, pasa por optimizar los recursos identificando las zonas en las que más se necesitan y evitar desperdiciar esfuerzos. En ese sentido, explica Hervías, habrá en comunidades en las que apuesten por un trabajo de visualización si el partido no tiene presencia institucional (como es el caso de Navarra, Canarias y Castilla-La Mancha) —además de Galicia y País Vasco, cuyas elecciones se celebrarán un año después— con sus dirigentes y la movilización de sus afiliados.

Por otro lado, Ciudadanos está decidido a aumentar los recursos destinados al buzoneo (como hizo precisamente en la campaña del 21-D, en la que engrosó el presupuesto de la campaña para cerciorarse de que todas las casas en Cataluña recibían la papeleta de Inés Arrimadas) y también aprovechará este 2018 para impulsar iniciativas a través de sus afiliados en los plenos municipales usando los mecanismos de participación ciudadana y en nombre del partido. Un paquete de medidas que deben desarrollar a lo largo del presente año y llegar a 2019 listos para lo que promete ser una larga precampaña.

FUENTE: Con información de PALOMA ESTEBAN - https://www.elconfidencial.com - (PULSE AQUÍ)
 

LO + Leído...