jueves, 11 de enero de 2018

(España) El 'procés' asesta un golpe al turismo en Barcelona y provoca la pérdida de 319M

La inestabilidad política en Cataluña ha provocado una pérdida de 319 millones de euros al sector turístico español en 2017. Así lo recoge Exceltur en su balance anual, un lobby que aglutina a las 30 mayores empresas del turismo y que apunta a que la crisis catalana ha detraído un 0,3% el crecimiento total del PIB turístico español en el último año, pasando de un 4,7% a un 4,4%.

El informe señala que "Barcelona ha sido el destino donde se ha concentrado el impacto", ya que entre octubre y noviembre los ingresos por habitación cayeron un 9,6% respecto a 2016. Destaca en este sentido octubre (-11,2%), puesto que la caída se moderó en noviembre (-8,1%) tras la aplicación del 155. De todos modos, las cifras no logaron remontar al final del año: la incertidumbre que trajo consigo el proceso electoral del 21-D hizo que los ingresos por habitación cayeran un 15,2% en diciembre.

Las consecuencias del 'procés' se han visto especialmente reflejadas en el turismo extranjero y, en concreto, en las llegadas a Cataluña de ciudadanos europeos entre octubre y noviembre. En comparación con el mismo periodo de 2016, las visitas de turistas franceses cayeron un 19,7%, de ingleses un 8% y de alemanes un 14%. De todos modos, la mayor caída durante estos dos meses la experimentó el turismo japonés (-40%), mientras que las llegadas de ciudadanos de Estados Unidos y Argentina aumentaron un 18,2% y un 74% respectivamente.

En lo que se refiere a la evolución del sector, Exceltur pronostica que "los efectos de mayor calado" en el turismo catalán se van a reflejar en el corto plazo, y es que se ha producido un "fuerte deterioro de los niveles de confianza de los empresarios turísticos en el último trimestre". De hecho, según la encuesta realizada por el lobby, los niveles de confianza empresarial en lo que se refiere al alojamiento en Cataluña cayeron 48,8 puntos porcentuales en este periodo. En este sentido, el informe apunta a que el impacto se reflejó tanto en "cancelaciones" como en la "no programación de escapadas de último momento", una situación que, de acuerdo con su análisis, se mantendrá en el primer trimestre de 2018.

Teniendo en cuenta este deterioro de la demanda, Exceltur subraya las adversas perspectivas de negocio que prevé el sector turístico catalán para el inicio de 2018 y las consecuencias que esto conlleva. El lobby apunta a una caída de un 10% en los ingresos de los hoteles, de un 6,8% en los de las empresas de alquiler de coche y de un 3,5% en las de transporte de viajeros. Consecuentemente, son muchos los empresarios que ya barajan ajustar sus plantillas: "Los hoteles esperan una reducción media del 8,2% de su personal en el primer trimestre de 2018 respecto a los niveles de empleo de los mismos meses de 2017 y las empresas de alquiler de coches del 5%".

FUENTE: Con información de PABLO GABILONDO - https://www.elconfidencial.com - (PULSE AQUÍ)