jueves, 25 de enero de 2018

La carta que puede resolver el misterio de los únicos presos que huyeron de Alcatraz

Frank Morris y los hermanos Anglin se convirtieron en leyenda en Estados Unidos cuando lograron huir de la prisión de Alcatraz. Fueron los primeros y únicos en hacerlo y siempre se creyó que los tres murieron en su huida. Pero su historia podría reescribirse y desvelar un nuevo guion para filmar la segunda parte de 'La fuga de Alcatraz', la película que cuenta la escapada de estos tres presidiarios. Una persona que asegura ser uno de los hermanos Anglin escribió una carta a la policía de San Francisco en 2013 contando cómo lograron huir con vida de la cárcel más filmada en la historia del cine.

Clint Eastwood, Jack Thibeau y Fred Ward les dieron vida en la película que contaba su historia. Un largometraje que reproducía cómo había sido la fuga de estos tres ladrones que amasaron una fortuna robando bancos en los años sesenta. El final de la aventura queda para la imaginación del espectador, y casi 60 años después parece haber una respuesta para uno de los mayores misterios de la historia de Estados Unidos.


"Mi nombre es John Anglin", comienza la misiva a la que ha tenido acceso la cadena CBS. "Conseguí escapar de Alcatraz en junio de 1962 con mi hermano Clarence y Frank Morris. Tengo 83 años y me encuentro en un mal estado de salud. Tengo cáncer... pero sí, todos logramos escapar por los pelos aquella noche".

Solo los peores criminales eran enviados a esta cárcel y durante 29 años fue la más segura de Estados Unidos. Rodeada de tiburones, aguas peligrosas y una niebla que la envolvía, nadie se atrevía a intentar escapar.


Según el FBI, que ha reabierto la investigación, esta carta es la prueba más reciente que tienen de la huida de los tres criminales. Tras meses elaborando un meticuloso plan, la noche del 11 de junio de 1962 lo ejecutaron y los tres escaparon por los respiraderos que había en la parte trasera de sus celdas. Según la investigación que llevó a cabo entonces el FBI, utilizaron un 'taladro casero' hecho de un aspirador roto para conseguir caber por el respiradero y comenzar su camino de huida.

Tras atravesar la entrada de su túnel, reptaron de noche a través de las cañerías hasta llegar al techo de la prisión. Con unos salvavidas improvisados se lanzaron por el borde del acantilado e intentaron llegar a tierra firme, algo que las autoridades descartaron siempre, por las peligrosas corrientes en esa zona del Pacífico. A la mañana siguiente, los guardias de Alcatraz encontraron, en vez de a los presos, unos muñecos hechos de papel maché, yeso, pintura y pelo humano.

El análisis que el FBI realizó de los restos del ADN de la carta no aportó ningún resultado que desmintiera o confirmara la autoría de la carta, según informa la CBS. También se llevaron a cabo varios análisis de las huellas que dejó el presunto autor y de la caligrafía de la carta, pero los resultados tampoco resultaron contundentes.

Anglin cuenta en su misiva que pasó muchos años viviendo en Seattle tras lograr escapar. También menciona que vivió en Dakota del Norte y que, en 2013, tenía su residencia en una ciudad al sur de California. Según la carta, Frank murió en 2008 y el hermano de John —el autor de la carta— lo hizo tres años después. John hace un trato: "Si anunciáis esto en televisión os prometo que lo primero que haré será ir a la cárcel, pero no durante más de un año, necesito recibir atención médica. Os volveré a escribir para que sepáis dónde estoy. No es una broma...".

FUENTE: Con información de B. RODRIGO - https://www.elconfidencial.com - (PULSE AQUÍ)
 

LO + Leído...