jueves, 4 de enero de 2018

(Panamá) "Narco-política" y corrupción: la guerra de Varela para 2018

(+Traducción) El martes, el presidente panameño Juan Carlos Varela dijo ante el Parlamento que no permitirá que la narco-política y las personas que enfrentan casos de corrupción investigados en el país socaven las acciones del gobierno actual, y por lo tanto notó su compromiso de luchar contra este flagelo.
Varela fue el orador principal al comienzo de la segunda sesión del cuarto período de sesiones ordinarias de la Asamblea Nacional (AN), con una mayoría opositora, celebrada después del receso navideño.

El presidente pronunció un discurso sobre los principales logros de sus 42 meses de administración y el proceso de administración de justicia.

"No permitiré el regreso de los fantasmas de la narco-política, o la corrupción, o que los líderes que enfrentan la justicia en casos de corrupción o son prófugos, tienen la intención de llevar al país al camino de la incertidumbre. Estoy listo para luchar contra otro batalla para defender nuestra democracia ", dijo el presidente.

Durante la ceremonia de protocolo, el jefe de Estado argumentó que la lucha contra la corrupción será un estudio de caso, y que por ahora los fondos desviados al pueblo panameño se recuperan sin afectar los trabajos realizados, ni sus trabajos.

El discurso del presidente se enmarca dentro de las investigaciones de la justicia panameña sobre docenas de casos de corrupción de alto perfil, incluidos los sobornos de la empresa constructora brasileña Odebrecht y el escándalo de las compañías offshore conocidas como los papeles de Panamá.

Varios sectores nacionales critican las demoras excesivas y las reservas de las investigaciones de la Fiscalía. Pero se defiende y niega sus acciones bajo las órdenes de la Oficina del Presidente, según las denuncias de varias de esas personas investigadas.

Para actuar en contra de esta cuestión, Varela también apoyó ante los 71 diputados el nombramiento propuesto de las abogadas Ana Lucrecia Tovar de Zarak y Zuleyka Moore como magistradas de la Primera Sala Civil y de la Segunda Sala Penal, respectivamente, de la Corte Suprema de Justicia (CSJ). ), cuyo plazo de ratificación se reanudará mañana.

"Sé que tienen la capacidad de contribuir a la transformación del sistema judicial, que junto con otros dos funcionarios con una larga carrera, garantizan altos estándares de profesionalismo, ética, capacidad técnica e independencia", dijo.

FUENTE: Con información de Álvaro Pulido - http://www.panamatoday.com - (PULSE AQUÍ)