miércoles, 7 de febrero de 2018

(EE.UU. - Panamá) Defensa insiste en que Martinelli no huirá de Estados Unidos

La defensa del expresidente Ricardo Martinelli, detenido en la prisión federal de Miami, Florida, Estados Unidos, hace lo posible para extinguir cualquier duda del Tribunal en cuanto al riesgo de fuga que se le achaca a su cliente. Pide a la jueza Marcia Cooke que si tiene la más mínima duda sobre el comportamiento de Martinelli convoque a una audiencia acelerada para despejar sus inquietudes y deje en claro su intención de que el exgobernante se va a quedar en el país para cumplir las condiciones exactas de liberación que la Corte desee imponer dejando por sentado de que el beneficio de la fianza no representa riesgo de fuga.

El viernes, el gobierno se opuso a la moción de fianza solicitada por los abogados de Martinelli. Alertaron sobre su patrimonio, que calcularon en mil millones de dólares, y el acceso que tiene a medios de transporte como su avión privado, helicópteros y su yate particular.

“Desafortunadamente, se lee en la última moción presentada por sus abogados, y como resultado directo de estos procedimientos en Estados Unidos y en Panamá, Martinelli no tiene acceso a la gran mayoría de estos medios (avión, helicópteros y yate), no es razonable creer que puede tomar un vuelo desde Estados Unidos a otro país y convertirse en un fugitivo internacional sin esperanzas de revivir su carrera política y perder el poco acceso que tiene a sus supuestos mil millones de dólares", se lee en el documento de 11 páginas presentado el lunes por la defensa.

“Para asegurarles que no representa ningún riesgo, está dispuesto a someterse a cualquier condición que imponga el Tribunal, ya sea financiera, relacionada con vigilancia, con limitaciones en su actividad una vez liberado bajo fianza, o en cualquier otra área”, describen sus abogados. La estrategia de la defensa es apostar a que la Corte elimine cualquier preocupación de que su cliente pueda huir en su avión privado. Superado este punto, dejaría de haber un impedimento para otorgarle una fianza.

El gobierno alega que la condición de detención de Martinelli hasta el día de su extradición es vital para garantizar el proceso en virtud del Tratado bilateral firmado entre Estados Unidos y Panamá. Martinelli no niega que Estados Unidos tenga interés en cumplir con sus obligaciones contractuales, pero el otorgarle una fianza de ninguna forma contraviene ese interés. El Tribunal puede imponer las condiciones que desee sobre la liberación del expresidente, eso habría sido parte de la ciencia ficción en 1903 cuando se decidieron los primeros casos, incluso el emplear un brazalete electrónico o los métodos de vigilancia", insisten los juristas. La Corte puede imposibilitar la habilidad del presidente de huir. En la medida en que el tribunal tenga la menor duda, Martinelli insiste en que se someterá a las condiciones que imponga la Corte y crea necesarias para eliminar cualquier riesgo de fuga y así disipar su temor.

FUENTE: Adelita Coriat - http://laestrella.com.pa
 

LO + Leído...