jueves, 1 de febrero de 2018

(España) Turismo en Cataluña sufre debacle tras el 1-O

España recibió 81,8 millones de turistas internacionales en 2017, seis millones y medio más que en el año anterior, y se gastaron 86.800 millones de euros, 9.500 millones más que en 2016. Un incremento que consolida al país como una de las grandes potencias turísticas del mundo, disputando la primera plaza con Francia y EEUU. Sin embargo, las perspectivas para 2018 no son tan halagüeñas a la vista de los malos datos de Cataluña, la región más importante de España, ya que recibe cada año a casi el 25% de todos los viajeros internacionales.
El referéndum del 1 de octubre y la tensión posterior que vivió la región han supuesto un golpe muy duro para su sector turístico. Además, con el agravante de los atentados de Barcelona y Cambrils que sufrió la región en agosto. Un solo gráfico refleja hasta qué punto la situación es alarmante.

El número de turistas internacionales que visitaron Cataluña entre octubre y diciembre cayó un 6,5% respecto al mismo periodo del año anterior. Un descenso que contrasta con el crecimiento del 3% del conjunto de España y el avance del 10,5% de la Comunidad Valenciana o el 11,2% de Madrid. Dado el ritmo del sector turístico, Cataluña debería haber conseguido un crecimiento en la llegada de viajeros internacionales del entorno del 3%-4% (a medio camino entre Baleares y Madrid), lo que hubiese supuesto la llegada de 370.000 turistas más durante esos tres meses.

Sin embargo, la mayor preocupación para Cataluña es que los datos del turismo, lejos de mejorar en diciembre, han sido mucho peores, lo que muestra que el deterioro se mantiene. La caída del número de viajeros internacionales fue del 13,9% en diciembre, respecto al mismo mes del año anterior (lo que elimina efectos estacionales). Esta es la mayor caída registrada por una comunidad en toda la fase de la recuperación y contrasta con el resto de España, donde creció el número de turistas un 4,1%. De hecho, España crece sin Cataluña, pero cae en el número de turistas si se incluye esta comunidad autónoma (-0,2%), lo que muestra hasta qué punto las previsiones para el conjunto del país son complicadas de cara a 2018.

Esta caída paulatina, mes a mes, refleja que muchos turistas viajaron porque ya tenían todo contratado; el problema está en que las nuevas reservas se han paralizado. Esto hace que la tendencia de deterioro del sector amenace con prolongarse durante los próximos meses. Exceltur confirma este temor con cifras: la caída de las reservas augura un descenso de los ingresos hoteleros en tasas del 10% a lo largo del primer trimestre.

Pese a lo abultado del dato (un descenso de los ingresos del 10% es una caída muy severa), no extraña a nadie, ya que esta cifra se alcanzó en diciembre. Los ingresos por habitación disponible en Cataluña se hundieron un 10%, mientras que en el conjunto de España subieron un 4,6%. También este indicador se ha ido deteriorando más y más desde el referéndum, lo que evidencia una tendencia muy negativa para el sector.

Por primera vez desde el estallido de la crisis económica (y el posterior hundimiento del turismo), el precio medio de los hoteles de la Comunidad de Madrid superó a los de Barcelona en un mes de diciembre. Un hito que muestra hasta qué punto los hoteles de la región están tratando de ajustar sus precios para evitar una caída más rápida de la llegada de viajeros. Una estrategia que suele ser la habitual en los hoteles, pero que es muy arriesgada, ya que hunde más rápido sus ingresos.

Los ecos del 'procés'
La incertidumbre generada por el desafío independentista está en la base de la caída del turismo en los últimos meses. De lo contrario, Cataluña seguiría avanzando al ritmo del resto de España, consiguiendo datos históricos mes tras mes. Como es evidente, las noticias del 'procés' llegan con más intensidad a los vecinos de España y es donde más están dañando al turismo. El número de pernoctaciones de franceses, alemanes, austriacos o británicos se ha hundido en los últimos tres meses, lo que supone una noticia muy negativa para Cataluña, ya que estos son los mercados más atractivos.

Por ejemplo, el número de pernoctaciones de residentes en Francia se hundió en 230.000 noches en el último trimestre del año en comparación con el mismo periodo del año anterior, un descenso de nada menos que el 25%. Una buena parte de estos turistas optaron por viajar al resto de España, que elevó el número de pernoctaciones en 82.000 noches en este periodo.

Pero los 'ecos del procés' llegan hasta Japón, Chile o Filipinas, que son los países no europeos con mayor caída en el número de pernoctaciones. Japón es uno de los principales socios turísticos de Cataluña, pero las noticias del desafío independentista han provocado que muchos turistas busquen otro destino. Entre octubre y diciembre, hubo 38.500 pernoctaciones menos de turistas japoneses (nada menos que un 43% menos), mientras que en el resto de España se incrementaron en 4.300. (PULSE AQUÍ PARA VER MÁS)

FUENTE: Con información de JAVIER G. JORRÍN - https://www.elconfidencial.com - (PULSE AQUÍ)
 

LO + Leído...