viernes, 25 de mayo de 2018

(España) Rajoy acusa a Pedro Sánchez de "debilitar a España" para su promoción personal

El Partido Popular no se cree que Pedro Sánchez tenga apoyos suficientes en el Congreso para hacerse con la presidencia del Gobierno por la vía de su moción de censura y Mariano Rajoy no está dispuesto a convocar elecciones porque lo pida Albert Rivera. El jefe del Ejecutivo se puso personalmente al frente de la respuesta del PP al intento del PSOE de llegar al poder y lo hizo con una dura réplica al dirigente socialista, a quien acusó de "perjudicar a España" y a los intereses de los españoles con tal de ganar presencia en el panorama político.

Rajoy compareció en el Palacio de La Moncloa después de que su 'número tres' en la dirección del partido, Fernando Martínez-Maillo, se lanzara a acusar a Sánchez de "dar ventaja a los independentistas" con su moción de censura. El jefe del Ejecutivo siguió en la misma línea: "Va contra la estabilidad, perjudica a la recuperación económica, es mala para España y lesiona los intereses de los ciudadanos".

Según el presidente del Gobierno, el secretario general de los socialistas vuelve a las elecciones de 2015 y 2016 y, después de perderlas, demuestra que su único interés sigue siendo llegar a La Moncloa "a cualquier precio y con quien sea".

Rajoy recordó que Sánchez necesita el apoyo de Podemos y Ciudadanos para lograr su objetivo, o bien echarse en brazos de todos los grupos independentistas, incluidos el de ERC y el del expresidente de la Generalitat prófugo de la Justicia, Carles Puigdemont, y Bildu. "Es inviable, él lo sabe pero le da igual", comentó.

El jefe del Ejecutivo destacó el hecho de que siga vigente el artículo 155 de la Constitución en Cataluña apoyado por los propios socialistas, cuyo jefe está dispuesto a llegar a La Moncloa con el aval de los independentistas. "Cualquier día le vemos pactando con Puigdemont", exclamó Rajoy.

No renunciará
Sobre el origen que el PSOE atribuye a la moción, la sentencia del caso Gürtel, el presidente del Gobierno dijo que era una simple "excusa" para poner por delante las "necesidades políticas del señor Sánchez". En ese punto, insistió en que al PP le queda el recurso al Tribunal Supremo, que ningún miembro del Gobierno está condenado ni juzgado y que los hechos ocurridos "hace mucho tiempo" y en dos localidades concretas como Pozuelo de Alarcón y Majadahonda (ambas en Madrid) eran desconocidos por la dirección del partido.

Rajoy negó que el Gobierno o la dirección del PP tengan que renunciar por el caso Gürtel, recordó que ha pedido perdón en sede parlamentaria y en varias ocasiones por esos casos de corrupción y reiteró que no está dispuesto a convocar elecciones. "Haré todo lo posible y lo que esté en mi mano para agotar la legislatura", dijo, además de destacar que la disolución de las Cortes y el nombramiento de ministros son competencias exclusivas del Ejecutivo.

FUENTE: Con información de ÁNGEL COLLADO - https://www.elconfidencial.com - (PULSE AQUÍ)
 

LO + Leído...