martes, 5 de junio de 2018

(Argentina) María del Luján Telpuk, “dolida” tras la prescripción de la causa de Antonini Wilson

María del Luján Telpuk, la agente de la Policía de Seguridad Aeroportuaria que descubrió uno de los casos más grandes de corrupción en los últimos años, cuestionó la prescripción de la causa de la valija de Guido Antonini Wilson. “Pensé que con este nuevo Gobierno íbamos a tener otro destino”, dijo en diálogo con TN.

“Estoy dolida, indignada y enojada”, expresó la policía. Es que después de 11 años, el juez en lo Penal Económico Pablo Yadarola le puso punto final a la causa por contrabando. “Lamentablemente se convirtió en un caso más que se cajoneó y ahí quedó. Me parece que da un mal mensaje a la persona que trabaja y es honesta”, indicó Telpuk. “Me quedó una sensación amarga de preguntarme para qué hice las cosas bien y puse en riesgo mi vida y la de mi familia”, agregó.

En la madrugada del sábado 4 de agosto de 2017, un escáner de Aeroparque detectó que en un vuelo de Presidencia había una valija que pertenecía al empresario venezolano con US$ 800.000 sin declarar. El trabajo de Telpuk fue fundamental para que se lleve adelante la investigación sobre el equipaje del vuelo que salió de Caracas.

“Cerca de las 3 de la mañana empezaron a bajar los pasajeros y se quedó la gente de Aduana conmigo en el puesto de control. Me llamó la atención que algunos ingresaban y se iban rápido, como si tuvieran un trato especial”, recordó, en relación al momento que le ordenó abrir la valija al empresario. Ante esta situación, la exagente se acercó al piloto de la empresa Royal Class contratado por ENARSA (Energía Argentina Sociedad Anónima) y le pidió revisar todo el equipaje.

En un principio, las imágenes de la computadora del escáner mostraban “cosas normales” como remeras y zapatos. Todo cambió en la última valija cuando en la pantalla se detectaron seis rectángulos “con mucha intensidad”. “Era algo que nunca había visto. Congelé la imagen y mandé a llamar al dueño”, contó sobre su primer encuentro cara a cara con Wilson. “Me dijo que traía libros y papelitos, pero lo le dije que la abra igual. En ese momento se puso pálido y comenzó a transpirar. Cuando la mostró se vieron todos fajos de plata metidos de costado como si los hubiera puesto a presión”, relató la exagente, que reconoció que “nunca había visto tanto dinero”.

FUENTE: Con información de http://www.arteargentina.com
 

LO + Leído...