lunes, 11 de junio de 2018

(España) ¿A qué saben las hormigas en un restaurante con estrella Michelin?

Los insectos están cargados de proteínas y minerales, y muchos auguran ya que serán el alimento del futuro. Hace no muchos días, a mediados de abril, una conocida cadena de supermercados franceses ponía a la venta en España gusanos y grillos deshidratados, condimentados con diferentes ingredientes (chiles, hierbas aromáticas, salsa barbacoa) con la idea de consumirse como snacks. La propuesta fue todo un éxito porque las bolsas con los exóticos aperitivos se agotaron en poco tiempo.

Pero ¿por qué ahora surge esta novedad pretendidamente gourmet? Sencillamente porque la UE ha autorizado a principios de año la comercialización de un alimento que en realidad aquí puede resultar extravagante, pero que millones de personas consumen en todo el mundo –básicamente en Asia y Sudamérica–. Aludir a que se trata de un tipo de producto sano, medioambientalmente sostenible y que no engorda, no son, de todos modos, argumentos suficientes.

¿Qué pasa con lo gastronómico? ¿Es posible vencer la repugnancia, el asco que a la mayoría de los occidentales le supone encontrarse un saltamontes, una hormiga o un gusano en medio del plato? No es fácil, desde luego. Simplemente es una cuestión cultural, de vencer prejuicios, abrirse a nuevas sensaciones. Conocer. Probar. Si se es un foodie, hay que serlo con todas las consecuencias. Primero pruebe y luego opine. Pero no lo haga sin conocimiento de causa.

Comer insectos puede estar asociado a la alta cocina, sí, como suena. Y aquí, en Madrid, tenemos un buen ejemplo. Ahora, que es temporada –estos bichitos tienen su estacionalidad, como todos los productos salvajes que se recolectan en su entorno natural– tenemos la oportunidad de saber cómo son y a qué saben si visitamos el restaurante Punto Mx –con menús degustación de 75, 97 y 120 euro–, el único mexicano en Europa con una estrella Michelin, que ha puesto en marcha recientemente su menú degustación de primavera y con él la posibilidad de degustar cuatro platos en que participan estos originales protagonistas, importados directamente desde el país azteca.

Un alimento milenario
No es extraño, si se tiene en cuenta que en México llevan 5.000 años comiendo más de 600 variedades de insectos. Si ha tenido la suerte de visitar mercados como el de Oaxaca, habrá visto montones de puestos donde se despachan hormigas o gusanos en pequeños cucuruchos, muchos aderezados con todo tipo de chiles, que consumen sin pudor, como pipas, adultos y niños. Con esa idea de traer la cultura que les es más genuina, Roberto Ruiz, chef de Punto MX, los ha incorporado a una oferta gastronómica que goza de tal atractivo que no necesita recurrir a fuegos artificiales culinarios ni efectos de marketing para llenar su local (que dicho sea de paso, está siempre completo).

El menú Entomofagia 2018 no es un mero gancho publicitario, sino el resultado de cuatro años de investigación y catalogación de la riqueza entomológica mexicana, y de estudiar cómo se pueden aplicar como un ingrediente más a la cocina, aportando sabores y texturas absolutamente desconocidas. Desde luego está pensado para paladares intrépidos.(PULSE AQUÍ PARA VER MÁS)

FUENTE: Con información de Raquel Castillo - https://www.alimente.elconfidencial.com - (PULSE AQUÍ)
 

LO + Leído...