viernes, 1 de junio de 2018

(Panamá) 'Picuiro' logra control, tras salida de Omar Pinzón

El secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Seguridad (CNS), Rolando "Picuiro" López, finalmente ha logrado cerrar el círculo del control total de los estamentos de seguridad en Panamá. Esto al confirmarse ayer que a partir de este viernes 1 de junio, Omar Pinzón deja el cargo de director de la Policía Nacional.

Hasta ahora, "Picuiro" López controlaba entidades claves como la Unidad de Análisis Financiero (UAF), el Ministerio de Seguridad Pública (Minseg), el Servicio Nacional de Fronteras (Senafront) y el Servicio Nacional Aeronaval (Senan).

Pero la Policía Nacional (PN) seguía siendo la piedra en la bota, ya que era una institución controlada por el director Omar Pinzón, quien respondía - y era protegido directamente- por Taher Yaffar, ministro consejero del presidente Juan Carlos Varela.


Esto cambia con la jubilación a la que se acoge desde hoy Omar Pinzón, quien se las arregló por más de tres años para no regirse por las directrices del influyente jefe del Consejo de Seguridad, a pesar de que -como bien se sabe- López recibió amplios poderes de parte de Varela.

Figuras de la palestra, como el abogado Miguel Antonio Bernal, denunciaron desde la llegada de Varela al poder su inclinación por el militarismo en la seguridad.

Y este perfil militar lo ha mantenido bajo su gestión frente al Consejo Nacional de Seguridad, entidad con funciones oscuras, pero con el beneplácito de Varela, quien escogió con especial cuidado a un militar para dirigirla: Rolando "Picuiro" López.

Su seudónimo guarda relación con los indicios que existen entre los panameños de que es la persona que se encarga de las tareas de espionaje.

Por algo, Varela y López han guardado silencio ante las reiteradas y enérgicas denuncias de la diputada Zulay Rodríguez, del Partido Revolucionario Democrático (PRD), quien ha pedido públicamente que el Consejo Nacional de Seguridad se desmantele por incurrir en funciones ilegales, como darles seguimiento a los adversarios políticos del Gobierno.

Las labores de espionaje que dirige Rolando López son un secreto a voces en este gobierno, algo que incluso está documentado ante la Fiscalía Especializada contra la Delincuencia Organizada.

En marzo de 2015, los agentes Carmen Esther Salinas, Rafael Sánchez e Isis Ernestina Valdés rindieron declaraciones juradas, en las que confirmaron que la interceptación telefónica es una "actividad regular" en el Consejo de Seguridad y que la entidad cuenta actualmente con estos equipos para estos fines.

Pero que estos fuertes señalamientos reposen en el Ministerio Público (MP) no le quita el sueño al jefe del Consejo de Seguridad, quien confesó en una entrevista en 2014 que fue él quien llevó a la actual procuradora Kenia Porcell al gobierno de Varela.

López reveló que para ese entonces, ella era su profesora de maestría en Derecho y fue así que la invitó a ser parte del Consejo de Seguridad.

Control de la Policía
Pero este control sobre varias entidades del que solo se puede jactar Rolando López encontraba en la Policía Nacional su eslabón débil.

El panorama se aclara ahora porque todo parece indicar que hoy el presidente Varela confirmará a Alonso Vega Pino como nuevo director de la PN y a Jacinto Gómez como subdirector.

López conoce muy bien a Vega Pino (hasta ahora subdirector de la Policía) y no tendría mayores inconvenientes para ejercer en él su fuerte influencia, tal como lo viene haciendo en los altos mandos de estamentos de seguridad como el Senan y el Senafront.

Con lo cual, "Picuiro" López cerraría el círculo de poder en la seguridad a merced de Varela.

FUENTE: https://panamaamerica.com.pa - (PULSE AQUÍ)
 

LO + Leído...