miércoles, 22 de agosto de 2018

(España) Presidente de la Asociación de Futbolistas se gana otro enemigo: los jugadores se hartan e irán a la huelga si se juega en EEU

Los jugadores irán a la huelga si LaLiga no da marcha atrás en su intención de celebrar partidos en Estados Unidos. Tras una reunión de capitanes en la sede de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), su presidente, David Aganzo, criticó a Javier Tebas, a quien acusó de tomar las decisiones de manera unilateral sin cnotar con ellos y los aficionados. "Llega un momento en el que tenemos que decir basta. No todo vale", dijo Aganzo.

"Nosotros tenemos varios problemas. Necesitamos arreglarlo con la patronal y le diremos todos nuestros problemas. Si a partir de ahí y tras unos días no nos contestan, tenemos que arreglar la situación. Estamos convencidos de llegar hasta el final", dijo Aganzo ante los medios de comunicación. La posición de la AFE, que antes de la reunión de este miércoles ya había mostrado su rechazo a los planes de LaLiga, está respaldada de forma unánime por los jugadores que asistieron a la cita de este miércoles, entre ellos Sergio Ramos, Sergi Busquets o Koke. Todos rechazaron la manera de actuar de Tebas y dispuestos a presentar batalla.


Los otros problemas para AFE
La semana pasada, LaLiga anunció un acuerdo de 15 años con la empresa norteamericana Relevant que incluye la disputa de partidos oficiales en el país norteamericano. El plan es comenzar con un partido esta misma temporada, pero como contó Tebas a El Confidencial, no está confirmado todavía. "Hay una serie de cuestiones logísticas que hay que resolver", dijo. El presidente defendió la medida porque al principio sería solo un partido por temporada, la NBA y la NFL llevan partidos a Europa sin ningún tipo de problema y que la competición pertenece a todo el mundo no solo a los españoles.

Sin embargo, Tebas se ha encontrado con la oposición frontal de los jugadores, hartos de que no se les consulte. "No tiene ningún tipo de sentido. Estamos llegando a un momento en el que el fútbol no tiene sentido. El sentido común tiene que empezar a imperar. No puede ser que una persona tome una dcisión tan drástica de 15 años que afecta a mucha gente, y la tome sin consultar", lamentó Aganzo.

El presidente de la AFE explicó que los partidos en Estados Unidos no es lo único que molesta a los jugadores. Lo horarios, sobre todo los partidos de los lunes; el acuerdo la temporada pasada para traer jugadores saudíes; o el control económico que ahoga a algunos clubes también son temas que quieren tratar con LaLiga. En la próxima comisión paritaria entre sindicato y patronal exigirán la renovación del acuerdo con Relevent y una solución a esos otros asuntos. Si LaLiga no se muestra receptiva, "a finales de septiembre y principios de octubre tedremos que empezar a actuar", dijo el presidente del sindicato.

¿Aganzo, otro Rubiales para Tebas?
"Ir a Estados Unidos es una locura. ¿El año que viene va a tener Javier la potestad de que en vez de un partido sean cinco?", se preguntó Aganzo, que sustituyó en la presidencia de la AFE en noviembre de 2017 a Luis Rubiales, en cuya junta directiva ejerció como vocal desde finales de 2015. Su nombramiento supone una continuidad con la gestión del actual presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), que ya lideró la convocatoria de dos huelgas, una de ellas consumada.

Fue al comienzo de la temporada 2011-2012. La AFE convocó una huelga para exigir la creación de un fondo de garantía salarial y la primera jornada tuvo que ser suspendida. Entonces no estaba Javier Tebas a la presidencia de LaLiga. Si estaba a finales de la temporada 2014-2015, cuando los jugadores convocaron otra huelga por el nuevo real decreto-ley que regulaba los derechos de televisión, aunque al final llegaron a un acuerdo y el final de Liga se jugó con normalidad.

Rubiales ya no está en la AFE, pero Aganzo continúa su camino. Javier Tebas tiene ahora a dos enemigos que además son aliados. Este mismo verano, por ejemplo, la AFE aceptó la decisión de la RFEF de llevar la Supercopa de España a Tánger (Marruecos). "Es un tema diferente", respondió Aganzo cuando le preguntaron por el tema. "Lo hemos consenado con el Sevilla, el Barcelona, la RFEF y la Liga. Se ha tomado una decisión entre todos". La AFE dice que estaba a favor del partido único, no de que fuera en la ciudad marroquí.

Para jugar partidos en Estados Unidos, LaLiga necesita el visto bueno de la RFEF, entre otros organismos. Pero desde que se conoció el acuerdo con Relevent, Luis Rubiales no ha hablado. "Imagino que la RFEF tendrá que decir algo", dijo Aganzo, que aseguró que no ha hablado con ningún otro organismo sobre el tema. De momento, son los jugadores los que plantan cara a Tebas.

FUENTE: DARÍO OJEDA - PAUL SINGH - https://www.elconfidencial.com ->> Ir
 

LO + Leído...