lunes, 6 de agosto de 2018

(Panamá) Israelí evadido de prisión posee pruebas de extorsiones y vincula a un ministro

Según el israelí Shy Dahan, él posee pruebas para demostrar que un ministro del actual gobierno, supuestamente, está vinculado a las extorsiones de las que fue objeto en La Joyita. El hombre, que está prófugo de la justicia panameña desde el 14 de junio, señaló al diario Panamá América que cuenta con los videos y audios, además de mensajes de los teléfonos personales que demuestran quiénes son los involucrados. "Lo tengo todo grabado", dijo.
Agregó que tiene en su poder evidencias y documentos en los que, presuntamente, están envueltos varios funcionarios de alto nivel.

Este informe forma parte de una conversación que sostuvieron periodistas de Editora Panamá América (Epasa) con Dahan, quien los contactó desde Israel el pasado jueves 2 de agosto.

Desde entonces, ha mantenido contacto con Panamá América y ha insistido en que su caso fue armado, que no es ningún estafador y que maneja recursos económicos porque es copropietario del Hilton Park Lane, un casino ubicado en Londres.

"Tengo un portafolio de negocios de más de 50 millones de euros. No soy criminal. Ustedes tienen que entender eso", le escribió al equipo periodístico.

Dahan explicó a Panamá América que el proceso que se le sigue por supuesta estafa se inició cuando puso a la venta un apartamento suyo.

"Otorgué un poder general a mis abogados para vender la propiedad por un valor de 1,750,000.00 dólares al venezolano Youssef Assad Bultaif, quien ofreció $1,575,000.00 por el inmueble".

Aseguró que a través de sus abogados acordaron que el comprador le realizara un abono de 250,000.00 dólares para la reserva del inmueble y de no cumplirse el tiempo estipulado en 30 días, el ofertante perdería el dinero.

Tras el incumplimiento del comprador, los abogados de Dahan procedieron a notificar de la pérdida del abono, por lo que el venezolano pidió una prórroga que fue incumplida.

El sudamericano amenazó tanto a Dahan como a sus abogados, por lo que el israelí decidió presentar una demanda civil para detener el acosamiento.

A pesar de que el apartamento se encontraba en un litigio, Shy ordenó a sus abogados proseguir con la nueva venta, por lo que el venezolano lo acusó de estafador y se le abrió un proceso en su contra.

Ante esta situación, Interpol emitió una alerta roja contra Dahan, aunque este mencionó que nunca se les notificó ni a él ni a sus abogados del proceso.

Dahan contó que fue la policía del aeropuerto de Barcelona, España, la que le comunicó sobre la orden de extradición que había en su contra.

"Estuve tres meses y medio preso en España, por primera vez en mi vida".

Tras su llegada a Panamá, Dahan tenía una fianza de 300 mil dólares impuesta por el Juzgado Sexto, misma que intentó pagar, sin embargo, la defensa del venezolano apeló ante el Segundo Tribunal de la Corte Suprema de Justicia. "Estos procesos normalmente demoran 30 días, extrañamente, mi caso no se resolvió en ese tiempo, sino que han pasado cuatro meses y nada", aseveró.

Mientras Shy esperaba el proceso, fue llevado a La Joyita, donde empezó el calvario de las presuntas extorsiones en su contra.

FUENTE: Con información de http://panamaamerica.com.pa ->> Ir
 

LO + Leído...