martes, 21 de agosto de 2018

(Panamá) ¿Magistrados al servicio de Juan Carlos Varela?

Los magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) Harry Díaz, Jerónimo Mejía y Oydén Ortega, así como los suplentes, Wilfredo Sáenz y Luis Carrasco, se han combinado para actuar al servicio del presidente Juan Carlos Varela en el caso de los supuestos pinchazos telefónicos que se le sigue a Ricardo Martinelli.

Harry Díaz (fiscal de la causa) y Jerónimo Mejía (juez de garantías) han sido reiterativos en sostener interpretaciones jurídicas adversas a Martinelli.

Por su parte Oydén Ortega sirvió como ponente en el amparo de garantías que se tramitó en la Corte y en el pasado reciente Ortega sustentó ante el pleno un proyecto, con el propósito levantarle el fuero penal electoral al Martinelli, a fin de que se le investigara.

Luis Carrasco y Wilfredo Sáenz, por su suplencia, han tenido papeles menos protagónicos, pero sus votos en el Pleno han sido decisivos para rechazar los recursos de Martinelli.

Antes de que el exmandatario regresara a Panamá, el abogado Sidney Sittón advirtió que vendrían presiones a los magistrados.

"Informes que nos llegan hablan de movimientos del Consejo de Seguridad queriendo influir en los magistrados de la Corte Suprema que conocerán proceso de RMB a su arribo a Panamá", alertó Sittón.

Y dicha presión se evidenció desde el inicio, cuando se negó un cambio de medida cautelar, el 19 de junio. Ese día no pudieron votar Díaz ni Mejía, pero los suplentes Sáenz y Carrasco acuerparon negar la solicitud de reclusión domiciliaria, pese al comprobado deterioro de la salud de Martinelli. El fallo fue leído por el propio Carrasco.

Una vez reactivadas sus funciones como fiscal, Harry Díaz advirtió que la salud de Martinelli no sería elemento decisivo por considerar: "No podemos todas las semanas ver el estado de salud del acusado", dijo el 26 de junio.

Las decisiones del juez de garantías Jerónimo Mejía han evidenciado aún más una postura en contra de Martinelli. Primero se negó a aceptar su renuncia del Parlacen, y cuando esta se confirmó, insistió en mantener la competencia de la Corte Suprema.

El 7 de julio, tanto el fiscal Harry Díaz como los querellantes Carlos Herrera, Juan Pericles y Ángel Álvarez estuvieron de acuerdo en que la CSJ perdió competencia para juzgar a Martinelli... algo que nunca reconoció Mejía.

El 12 de julio, nuevamente los magistrados suplentes Luis Carrasco y Wilfredo Sáenz fueron protagonistas, al votar rechazar la apelación de la defensa de Martinelli, que advertía de "doble juzgamiento".

Y este 16 de agosto, el Pleno volvió a rechazar un amparo de garantías, y el papel de los magistrados suplentes quedó en evidencia, pues la decisión dividida tuvo votos a favor.

Como era de esperar, Carrasco y Sáenz votaron en contra de Martinelli, lo que hace suponer que, sin importar si la decisión es de Díaz o Mejía -o de sus suplentes-, la línea ya está trazada.

"Los magistrados están en contra y esto se debe a que Varela los tiene a todos grabados, aparentemente, en situaciones embarazosas, y así los extorsionan para que voten en contra de Martinelli", reveló a Panamá América Alejando Pérez, del equipo legal del exmandatario.

Una postura igual tuvo ayer el presidente del Colegio Nacional de Abogados (CNA), Dionicio Rodríguez, quien dijo que el rechazo del amparo de garantías a Martinelli "genera suspicacia sobre la administración de justicia".

El abogado Víctor Orobio expresó ayer que la trifulca mediática entre la procuradora Kenia Porcell y el magistrado Hernán de León ha sido "un atentado contra los intereses del expresidente Ricardo Martinelli".

Crisis de justicia

22 sectores de la sociedad hablaron ayer sobre la crisis de la justicia en el Consejo de la Concertación.

2 “shows” mediáticos de Porcell y De León han evidenciado crisis y manipulación del caso Martinelli.

FUENTE: http://panamaamerica.com.pa ->> Ir
 

LO + Leído...