martes, 8 de enero de 2019

(España) Espaldarazo del Rey a los jueces en vísperas del juicio del 'procés'

Felipe VI ha respaldado este martes a los jueces y defendido "la plena legitimidad" del poder judicial. A las puertas del inicio del juicio contra los políticos catalanes por el procés ha recordado la fortaleza de la carrera judicial y recordado la necesidad de independencia e imparcialidad en las decisiones de los magistrados. Durante el acto de entrega de despachos a la nueva promoción el Rey ha pronunciado unas palabras con continuas referencias a la Constitución y al concepto de nación.

"La Justicia representa uno de los valores fundamentales de la sociedad por ser condición indispensable para la convivencia y por ser consustancial al propio ser humano. Y el Poder Judicial, es la Institución que nos permite hacer real y efectivo ese valor supremo", ha dicho dirigiéndose a los nuevos jueces a los que ha felicitado por dotar de continuidad a la labor desarrollada por quienes han integrado e integran la judicatura española, "proporcionando a nuestro país seguridad jurídica, estabilidad y certeza".

"Una sociedad moderna y avanzada como la nuestra, plenamente democrática como es la española, solo puede desarrollarse en paz y concordia si cuenta con un Poder del Estado independiente y neutral para impartir justicia", ha dicho. Ha recordado, además, la trascendencia de las decisiones judiciales que conlleva una exigencia de responsabilidad especialmente intensa, así como una actitud ética permanente.

Felipe VI ha posicionado a la Constitución como centro y recordado que, en el origen y en la esencia de los pronunciamientos judiciales, "se sitúa como norma fundamental de nuestra convivencia, que inspira el resto del ordenamiento jurídico y que nos asegura un escenario cierto, sólido y fiable de derechos y libertades".

"Precisamente, acabamos de conmemorar sus 40 años de vigencia, caracterizados por la convivencia pacífica y el progreso de nuestro país; 40 años de un modelo institucional de Estado Social y Democrático de Derecho plenamente equiparable al de los países más avanzados de nuestro entorno; 40 años, en suma, de libertad y desarrollo de la riqueza cultural y de la diversidad que nos caracterizan como nación".

Es, así, garantía de convivencia intergeneracional y de los valores supremos de una sociedad libre, sin los cuales no resultaría reconocible como tal porque encarna la máxima calidad democrática de una sociedad y ampara, a la vez que limita, el ejercicio del poder político. En ella, el poder judicial es "pieza clave" en el entramado institucional diseñado por los constituyentes, fruto del consenso y de la voluntad de acuerdo, y refrendado por la sociedad española.

"La función de juzgar y hacer ejecutar lo juzgado, atribuida en exclusiva a un poder del Estado, independiente y plenamente separado de los demás poderes, así como el respeto a las resoluciones dictadas por los órganos judiciales son condiciones indispensables en cualquier democracia que se precie de serlo", ha dicho y añadido que España merece que todos y cada estén plena y permanentemente comprometidos con los valores constitucionales: con la libertad y el pluralismo político, con la justicia, la igualdad y el respeto a la dignidad de las personas; valores que definen a una sociedad democrática, elementos esenciales para la convivencia e ideales necesarios para la ética pública.

"Así se han forjado las grandes naciones y así se ha forjado la nuestra. Una nación valorada y reconocida en el mundo por la calidad de su democracia, por la solidaridad de sus gentes y por la riqueza y la variedad de su cultura", ha rematado.

Por su parte, el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, ha pedido a los integrantes de la 68 promoción de la Carrera Judicial que contribuyan con sus decisiones a la paz social y que defiendan “el carácter irrenunciable de los principios y postulados más básicos de nuestra convivencia: el imperio de la ley y el respeto a los derechos individuales y colectivos”.

“En definitiva, de vuestro correcto actuar como jueces dependerá, en buena medida, el prestigio y la fortaleza de la institución judicial en su conjunto. Una institución que, como todas, debe ser cuidada”, ha añadido.

Acto en Madrid
El rey ha presidido este martes el acto de entrega de despachos a 63 nuevos jueces, acto que en esta ocasión se ha trasladado desde Barcelona, donde viene celebrándose en los últimos años, hasta Madrid, con motivo del 40 aniversario de la Constitución, no sin polémica. La sede elegida para celebrar la entrega a los integrantes de la sexagésimo octava promoción de la Escuela Judicial ha sido la Real Academia Española (RAE).

Con la elección de esta sede, el CGPJ reconoce la "estrecha relación" que existe con la RAE en los últimos años, con la que se ha podido publicar obras como el Diccionario del español jurídico, el Libro de estilo de la Justicia o el Diccionario panhispánico del español jurídico.Por primera vez en 20 años este acto formal se celebrará en Madrid, algo que ha generado cierto malestar en un sector de la judicatura catalana. De hecho, la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), en nombre de jueces y fiscales que ejercen en dicha comunidad autónoma, han expresado su "profunda decepción" por el traslado, cuando la Escuela Judicial está en Barcelona.

FUENTE: Con información de BEATRIZ PARERA - https://www.elconfidencial.com
 

LO + Leído...