domingo, 10 de marzo de 2019

(España) Nadie quiere ser Venecia: el reto del turismo de lujo se debate en Barcelona

El turismo es como el Rey Midas, mata lo que ama… ¡pero a todo el mundo le gusta tanto el oro! Con este dilema, y la certeza de que para la economía de los países es mejor tener turismo que tener petróleo, los gurús del turismo de lujo se reúnen en Barcelona con el reto pendiente de mantener el ingreso neto de divisas que implica la actividad turística y evitar la degradación urbana que supone el fenómeno de masas y que tanto ha sufrido la capital catalana en sus propias y góticas carnes. La receta del futuro pasa por menos mochileros y más millonarios, lo que implica aumentar el peso del aeropuerto de El Prat-Josep Tarradellas de los vuelos de largo radio para atraer a las grandes fortunas de Asia.

Así, el Shopping Tourism & Economy, un foro que apuesta por el turismo de calidad se reunirá por primera vez en Barcelona los días 8 y 9 de abril con las claves para atraer turismo de más calidad a Cataluña y mantener una industria que supone el 11% del PIB. El tema de la jornada es 'Las grandes ciudades del Mediterráneo ante el fenómeno turístico del siglo XXI'.

La principal apuesta del estudio de este foro es incrementar los vuelos de largo radio para atraer grandes fortunas de China, Rusia y Japón. “Según el estudio ‘Turismo de Compras’ elaborado por IDITUR (Centro de Investigación, Divulgación e Innovación en Turismo de Ostelea School of Tourism & Hospitality), las ciudades de Barcelona y Madrid se sitúan en la segunda posición entre los mejores destinos de compras en Europa, solamente por detrás de Londres”, se explica en el informe. Por tanto, no sólo es menos mochileros, más clases medias-altas. También es menos Airbnb, más hoteles y menos sol y playa –especialidad de Cataluña y España– y más destino de compras. Turismo sí, pero con una composición distinta.

Según este estudio, “aunque en Cataluña el número de turistas de largo radio sea solamente el 28% del total, casi la mitad de los ingresos por turismo (10.033 millones) corresponde a esta tipología de viajeros”. Es decir, en el caso de Cataluña, la fórmula pasaría por incrementar este porcentaje de turistas de alto poder adquisitivo. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de MARCOS LAMELAS - El Confidencial
 

LO + Leído...