lunes, 1 de abril de 2019

La diferencias proteicas entre el yogur griego el normal

El yogur griego destaca por su cremosidad. El paladar queda extasiado ante su suave textura y ese toque ácido que a algunos les evoca el sabor del queso. Nos sacia mucho más que un yogur normal debido a su alto contenido en proteínas y, además, se digiere mejor dado que incluye menos lactosa. Lo cierto es que los yogures griegos suelen tener el doble o el triple de proteínas que los convencionales, aunque existen diferencias importantes entre las múltiples marcas que encontramos en el mercado. Es aquí donde el consumidor debe hacer un alto para leer las preciadas etiquetas, que le permitirán comparar y elegir en consecuencia.

¿Y qué decir acerca de su origen? “Se cree que el yogur llegó al Mediterráneo durante la Edad Antigua de mano de los turcos. Fue en Grecia donde el consumo de yogur se extendió desarrollando una variedad local que, con el tiempo, logró tener estas características que lo hacen único”, explica Danone en su portal oficial.

A día de hoy su consumo convence por su sabor y porque, como hemos explicado, puede incluso considerarse una opción más saludable, ya que aporta muchos nutrientes y estos, además, se pueden absorber mejor. Se estima que una ración de 170 gramos nos proporciona entre 15 y 20 gramos de proteínas, pocos carbohidratos y grandes cantidades de potasio, calcio, vitamina B12, vitamina B6 y magnesio. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de Ana Durá - El Confidencial
 

LO + Leído...