lunes, 15 de abril de 2019

La Guardia Revolucionaria de Irán, el primer ejército declarado organización terrorista

Desde este lunes, la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (IRGC, por sus siglas en inglés) entrará en la lista de organizaciones terroristas de Estados Unidos junto a otros grupos como Al Qaeda e ISIS. La diferencia es que este es el primer caso en el que EEUU designa así a una institución de otro Gobierno. La Guardia Revolucionaria, que a menudo actúa como un ejército paralelo, es una de las instituciones más poderosas del país y está bajo el mando directo del líder supremo, el ayatolá Ali Jamenei.
La medida, anunciada el pasado 8 de abril por el secretario de Estado de Donald Trump, Mike Pompeo, se enmarca dentro de la estrategia del presidente de EEUU en Oriente Medio, que desde un principio consistió en deshacer la aproximación hacia Irán iniciada en la etapa anterior e intentar aislar y debilitar al régimen persa al tiempo que redobla el apoyo a dos tradicionales aliados en la región: Arabia Saudí e Israel. De hecho, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, fue de los primeros en reaccionar: "Gracias querido amigo por aceptar otra de mis importantes peticiones".

El ayatolá Jomeini creó la Guardia Revolucionaria tan solo unos meses después de la revolución de 1979 como custodio ideológico encargado de defender la república islámica contra amenazas internas y externas. El núcleo duro de la Guardia Revolucionaria se compone aproximadamente de 150.000 miembros, mientras el Ejército oficial tiene 350.000, según cálculos del think tank independiente del Congreso de EEUU. Entre sus miembros tiene componentes de fuerzas aéreas, marítimas y terrestres. La Guardia Revolucionaria tiene además un gran poder económico y ha sido la encargada de desarrollar parte del programa nuclear.

Estructura
La Guardia Revolucionaria se caracteriza por su opacidad, aunque su estructura se conforma de varios órganos diferentes. La rama más conocida es la fuerza Quds, brazo de fuerzas especiales encargado de las misiones en el exterior. La unidad está dirigida por el general Qasem Soleimani, uno de los hombres fuertes del régimen iraní y miembro de la Guardia Revolucionaria desde su creación. Soleimani ha liderado durante años las operaciones de Irán en Siria.

La milicia Basij (mobilización de los oprimidos) es otra importante estructura dependiente de la Guardia Revolucionaria. Se creó en 1979 por orden del ayatolá Jomeini, que exigía un "ejército de 20 millones de hombres". Tuvo un papel muy activo en la guerra contra Irán, cuando fueron utilizados para realizar ataques de "olas humanas" y limpiar campos de minas literalmente caminando sobre ellos para dejar el terreno libre a combatientes más experimentados.

Actualmente es un cuerpo paramilitar de voluntarios de tamaño indeterminado. Algunas estimaciones apuntan a 400.000 miembros y un millón de afiliados que podrían ser movilizados en caso necesario. Muchas de sus unidades se componen exclusivamente de mujeres y de menores, por lo que EEUU le ha acusado de utilizar niños soldado. Actualmente cumplen labores de patrullaje de la moral y represión de manifestaciones, así como otras labores relacionadas con la seguridad.

Otro brazo fundamental de la Guardia Revolucionaria es Khatam al-Anbia (KAA), un conglomerado de empresas de ingeniería y construcción creado en 1989. KAA es el brazo económico de la institución y se compone de unas 800 empresas dentro y fuera de Irán. De acuerdo con la ONU, KAA ha participado activamente en la construcción de las instalaciones para el programa nuclear. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de Javier Biosca Azcoiti - eldiario.es // Agencias
 

LO + Leído...