miércoles, 24 de abril de 2019

(Nepal) Milagro en el Jannu: 18 días de agonía para escapar de la montaña del horror

La montaña siempre es una cuestión de vida o muerte, donde las grandes hazañas perduran de por vida y quedan escritas con letras de fuego. Prácticamente sin quererlo es lo que consiguieron dos alpinistas rusos de elite, Dmitry Golovchenko y Serguei Nilov. Ambos estaban convencidos de ser capaces de abrir una ruta hasta ahora desconocida en el temible Jannu nepalí, pero terminaron viviendo una historia de sufrimiento extremo con final feliz.

El Jannu se trata de una de las montañas más peligrosas del Himalaya, en Nepal. Sus 7.710 metros no son su única complicación, sino que puede presumir de ser uno de los picos más difíciles de escalar por culpa de la técnica necesaria para poder escalarlo. Su abrupta estructura y las grandes rampas de sus últimos metros hacen que su dificultad sea realmente alta. Si a eso le sumamos la idea de abrir una ruta inexplorada, el reto era realmente elevado.

La idea surgió hace unos meses, cuando Golovchenko, Nilov y un tercer componente, el polaco Marcin Tomaszewski, visualizaron cuál sería su próximo reto. Hasta la fecha, el peligroso Jannu solo había sido coronado en su cara norte por dos vías: una japonesa y otra rusa, ambas realizadas por cada uno de los extremos de la vertiente. ¿Por qué no intentar abrir un camino nunca antes explorado por la zona central de la pared?

Se trataba de un camino peligroso y con muchas dificultades, donde la verticalidad de la pared y los escasos espacios horizontales en los que poder tomar descanso hacían que el ascenso fuera realmente complicado. Los tres alpinistas serían los protagonistas de un documental grabado por Eliza Kubarska, cuyo equipo también acompañó a la cordada al campo base. Pero las dificultades para llegar allí les retrasaron, lo que provocó una ascensión más rápida de lo debido. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de RUBÉN RODRÍGUEZ - El Confidencial
 

LO + Leído...