domingo, 24 de febrero de 2019

(España) La verdadera historia de Frank de la Jungla donde lo menos salvaje son las serpientes

Sus cientos de miles de fieles seguidores sienten como si conocieran a Francisco Javier Cuesta Ramos (León, 1971) —más conocido como Frank de la Jungla— de toda la vida, pero su biografía es como la selva tailandesa: alterna claros en mitad del bosque con serpientes al sol y partes tan frondosas donde ni la luz se atreve a adentrarse.
Algunos episodios de su vida son tan increíbles que solo en televisión podrían ser ciertos.

La versión oficial que circula de la existencia de este leonés de 47 años es que, tras un accidente de moto que truncó una prometedora carrera como tenista, Cuesta aprendió a ser entrenador en la academia de tenis más prestigiosa del mundo, la de Nick Bollettieri en Florida. Tras unos años en los que entrenó y viajó con jugadores del nivel de Monica Seles, la academia le encomendó abrir una sede en Bangkok y Francisco Javier —hoy conocido como Frank de la Jungla o Natural Frank— cayó rendido ante la belleza del país surasiático y se instaló allí, casándose con una supermodelo local y completando estudios en veterinaria y herpetología.

En 2010, tras un fortuito encuentro con el programa 'Callejeros Viajeros' se convirtió en una estrella de la televisión en España como divulgador de la naturaleza, pero sus ambiciones ambientalistas pronto comenzaron a incordiar a las redes de tráfico de animales que no dudaron en tenderles una trampa que ha dado con los huesos de su amada en la cárcel. El pasado mes de diciembre subió a YouTube un vídeo donde él y un cámara eran tiroteados por unos traficantes de nutrias en Laos.

Ahora sepamos cuál es la verdad sobre todo esto. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de ALFREDO PASCUAL - ANTONIO VILLARREAL - El Confidencial
 

LO + Leído...