martes, 18 de junio de 2019

(Francia) El palo a Neymar del PSG (por su buena vida) y el de Brasil al embargarle 36 propiedades

Neymar acaba de recibir un severo correctivo de los dueños del club que alimentaron el monstruo. Se lo merecía, pero llega tarde. La resaca de la temporada del brasileño es la de un juicio por presunta violación a una chica brasileña en un hotel de París de la que el PSG no quiere saber nada. El club ya no defiende a su estrella. Neymar se ha quedado sin su principal respaldo. El que le da crédito en el campo y en el banco. Las explosivas declaraciones del presidente Nasser Al Khelaifi confirman el enfado que existe en una entidad que, por mucho dinero que tenga, tiene la obligación de cuidar la imagen. Neymar se ha dedicado a la buena vida en las dos temporadas que lleva en Francia y en muchos momentos de dudas, críticas y lesiones siempre se ha sentido apoyado por los jeques de Qatar. La historia es diferente desde el momento en el que aparece el presidente Al Khelaifi, portavoz de los jeques, con el objetivo de parar los pies a un futbolistas que se dedica a vivir a todo tren.

Para el PSG la buena imagen del club de cara a los aficionados y ciudadanos franceses es clave. Neymar ha sumado diferentes escándalos y han considerado que ha llegado el momento de señalarle públicamente. Lo hace Al Khelaifi en una extensa entrevista en el diario deportivo francés L’Equipe. En el PSG se han cansado de lavar la imagen de Neymar. Las escenas que se han filtrado del brasileño con la mujer en la habitación del hotel, los mensajes con contenido sexual que difunde el futbolista para demostrar su inocencia, la última lesión y verle con muletas son la gota que colma el vaso en un club que gastó 222 millones de euros. No han mejorado al equipo en el césped. Hacen daño al prestigio y los valores que necesitan los qataríes en Francia para que el PSG sea un club admirado.

La buena vida de Neymar empieza a ser un problema importante para el Paris Saint Germain. Le acaban de dar un buen toque o algo más. Un ultimátum. Van a tomar medidas si no reacciona, demuestra que es un profesional comprometido y cambia de actitud. Hay quien cree que en este mercado de fichajes una de las operaciones bomba es la salida de Neymar si llega un club con una oferta que en Francia califican de ‘XXL’. El mal rollo con Neymar es latente y para eso regresa, de nuevo, Leandro a la dirección deportiva. Si no reacciona tendrá problemas. Al PSG no le hace falta dinero. Lo venderá caro o no le dejará salir. La opción del Real Madrid se empieza a enfriar porque Zidane está en otras cosas. Prefiere a Paul Pogba. Ya tiene a Hazard y a Neymar no lo ve como prioritario. Siempre ha sido uno de los deseados por Florentino Pérez. Pero esto del escándalo sexual echa para atrás y el presidente ya presume de que tiene los dos jóvenes talentos brasileños (Vinicius y Rodrygo). ->>Vea más...

FUENTE: Con información de ULISES SÁNCHEZ-FLOR - El Confidencial
 

LO + Leído...