sábado, 15 de junio de 2019

Preocupa más la baja demanda de crudo que la crisis del Golfo

La crisis desatada en el Golfo tras dos supuestos ataques a sendos petroleros de los que Estados Unidos culpa directamente a Irán ha puesto en guardia a la diplomacia internacional, ante el riesgo de que se desencadene un conflicto bélico, pero también a los agentes del mercado por su potencial impacto en las bolsas y la cotización de las materias primas. Uno de cada cinco barriles de petróleo del mundo pasa por el Estrecho de Ormuz.

De hecho, nada más conocerse los ataques, la primera reacción fue una fuerte subida del precio, hasta un 5%, para superar los 60 dólares por barril en el caso del Brent europeo y los 50 dólares para el Texas. El crudo venía de un mes de mayo fuertemente correctivo tras protagonizar el mejor arranque de año de su historia y las tensiones dieron una excusa a los inversores para comprar. Sin embargo, tras el susto inicial, este viernes el precio se ha estabilizado y apenas se mueve de los niveles en los que terminó la jornada del jueves.

Eso a pesar de que EEUU ha difundido un vídeo con el que pretende culpar a Irán de las explosiones en el petrolero japonés Kokuka Courageous. El Mando Central de los Estados Unidos, la unidad militar que supervisa los intereses de EEUU en la zona, asegura que en las imágenes se ve como una patrulla de la Guardia Revolucionaria Islámica retira una bomba lapa que no había detonado. Eso en un momento de creciente tensión entre Washington y Teheran después de que el pasado mes de mayo el presidente Donald Trump hiciera toda una declaración de intenciones a través de su cuenta de twitter tras afirmar que "Si Irán quiere pelear, ese será el fin oficial de Irán. ¡Nunca amenaces a Estados Unidos de nuevo!". ->>Vea más...

FUENTE: Con información de MARÍA IGARTUA - El Confidencial
 

LO + Leído...