viernes, 23 de agosto de 2019

(Panamá) Reclusión de 60 meses enfrenta hermano de exvicepresidenta

El empresario Raúl de Saint Malo, hermano de la exvicepresidenta de la República Isabel de Saint Malo de Alvarado, fue condenado a 60 meses de prisión por delito contra el orden económico en el caso de la constructora Norberto Odebrecht.
En marzo pasado, el Juzgado Duodécimo de lo Penal dictó la sentencia condenatoria al empresario; sin embargo, el tema fue manejado con suma discreción.

De Saint Malo se acogió a un acuerdo de pena que permitió la retribución de $1.9 millones, más $1.8 millones de dos bienes (dos buques), obtenidos de manera ilícita, explicó Tania Sterling, fiscal Especializada Anticorrupción.

En una audiencia de cumplimiento celebrada este jueves en el Sistema Penal Acusatorio (SPA), la defensa del empresario, representada por la abogada Nedelka Díaz, solicitó una pena sustituta.

La abogada pidió que su cliente cumpliera su condena con trabajo comunitario. La fiscalía, que estuvo representada por Sterling, no se opuso a la solicitud de la defensa.

Sin embargo, la jueza Angeline Hernández negó la petición considerando que la pena sustituta no cumplía con la retribución social. ‘Ella considera el contrapeso entre la gravedad de la conducta y el trabajo comunitario en una entidad estatal', explicó la funcionaria de instrucción.

La propuesta de la defensa consistía en que su cliente prestaría servicios como docente de la Universidad Marítima de Panamá (UMIP), considerando que es ingeniero naval y que desde hace algún tiempo está prestando servicios de entrenamiento de cadetes en su buque.

A la defensa, sin embargo, le faltaron documentos para garantizar el cumplimiento de la pena sustituta. Entre ellos, una aprobación del Consejo Universitario de la UMIP para laborar como docente en la institución. Tampoco mostró una carta en la que garantizaría que prestaría el servicio de docente sin cobrar un salario. ‘Era para impartir unas horas de clases en ese centro marítimo', indicó Sterling.

La jueza, explicó la fiscalía, le otorgó dos días a la defensa para que realice las respectivas adecuaciones a su solicitud. De lo contrario, el empresario deberá ingresar a un centro penitenciario de la localidad, donde debería cumplir con su pena.

De acuerdo con las investigaciones de la Fiscalía, De Saint Malo formó parte de un esquema de lavado de activos, indicó la fiscal Sterling.

Las sumarias de investigación apuntan a que el empresario utilizó $7.1 millones en sus negocios para la compra de buques tanqueros dedicados al negocio de expendio de combustible o bunkering .

Las transacciones bancarias muestran que el primer abono para adquirir el buque se efectuó en Alemania, donde le solicitaron el swift para rastrear los fondos que venían en camino para la compra del barco.

La investigación reveló que el dinero provenía de Bahamas. Posteriormente, efectuó una segunda compra con fondos de la misma cuenta que había usado para la primera adquisición.

FUENTE: Con información de Marlene Testa - La Estrella de Panamá
 

LO + Leído...